Qué sea lo mexicano como tal, está aún por averiguarse, y yo no creo, por lo demás, que pueda jamás reducirse a coordenadas geométricas la esencia de este maravilloso país.

 

Nació en Guadalajara, Jal., el 7 de noviembre de 1908. Licenciado en Derecho por la Universidad de Guadalajara y doctor en filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México, hizo cursos de especialización en la Facultad de Derecho de París, en la Academia de Derecho Internacional de La Haya, en la Universidad de Río de Janeiro y en la Universidad Fordham de Nueva York. 



Desde 1936 ha sido miembro del servicio exterior, en el que llegó al rango de embajador en 1959. Representó al país en Brasil, Italia, Túnez, Grecia y Suiza, y ante los organismos internacionales con sede en Ginebra. En 1939 inició su actividad docente: ha impartido cátedra en la unam, en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y en instituciones de Lima y La Habana. En 1951, en ocasión del Cuarto Centenario de la Universidad de México, pronunció la Oratio Athenagorica in Laudem Mexicanae Universitatis. 



Publicó artículos y ensayos en revistas como Ábside, Cuadernos Americanos, Letras de México, Filosofía y Letras y Onda. Estos son algunos de sus libros: México en Ginebra (1932), Los convenios de Bucareli ante el derecho internacional (1938), Etopeya del monroísmo (1939), Política de Vitoria (1940), Cristianismo y filosofía de la experiencia agustina (1942), La filosofía en el Brasil (1946), Anacleto González Flores (1947), una versión directa de la Ética Nicomaquea de Aristóteles (1954), Ensayo sobre las virtudes intelectuales (1957), Idea y experiencia de América (1958), La seguridad colectiva en el continente americano (1960), Meditación sobre la justicia (1963), México en el arbitraje internacional (1965), Sócrates y el socratismo (1966), Platón, los seis grandes temas de su filosofía (1974), Dante Alighieri (1975) y Grecia moderna. 



Fue miembro de la American Society of International Law, de la Société Européene de Cultura (Venecia) y del Instituto Hispano-Luso-Americano de Derecho Internacional. Obtuvo el Premio Nacional de Ciencias y Artes (Lingüística y Literatura) en 1976 y el Premio Jalisco en 1988, así como la Medalla “Justo Sierra” al mérito universitario por la unam, entre otros honores y condecoraciones. 



Sus estudios de derecho tuvieron un lugar en la política internacional de México, y los histórico-filosóficos han marcado una huella en nuestras humanidades; a partir de los años cincuenta inicia una serie de estudios sobre los grandes clásicos de la filosofía moral y del pensamiento político, al lado de algunos clásicos del pensamiento en México, como Alonso de la Veracruz e Ignacio Vallarta. 



Ingresó en El Colegio Nacional el 7 de noviembre de 1960; su discurso de ingreso fue contestado por el Lic. Agustín Yánez. 



El jurista y filósofo Antonio Gómez Robledo murió el 3 de octubre de 1994.