Estoy seguro de que siempre deseé ser científico.

 

Nació en Tijuana, Baja California, el 10 de abril de 1950. Estudió la licenciatura de Biología en la Facultad de Ciencias de la UNAM, donde posteriormente obtuvo el grado de doctor en Ciencias. Desde abril de 2002 se desempeña como Profesor Titular “C” de Tiempo Completo en la misma Facultad de Ciencias, donde fundó el curso optativo “Origen de la vida” y dirige el Laboratorio de Origen de la Vida (anteriormente de Microbiología). También ha trabajado como profesor residente y científico visitante en Francia (Universidad de Orsay París-Sud, Instituto Pasteur de París), España (universidades de Alicante, Autónoma de Madrid, Valencia), Cuba (Universidad de La Habana), Italia (Universidad de Roma “La Sapienza”), Suiza (ETH Zentrum de Zurich), Rusia (Instituto A. N. Bakh de Bioquímica de Moscú), y en los Estados Unidos (Universidad de California en San Diego y Universidad de Houston).

Se ha especializado en el estudio del origen y la evolución temprana de la vida, por medio del análisis de meteoritos y de simulaciones experimentales de la Tierra primitiva, así como mediante del análisis de secuencias de genes muy antiguos. Durante los últimos tiempos se ha dedicado, entre otras líneas de investigación, a caracterizar las propiedades de los diferentes tipos de rna polimerasas para detectar componentes antiguos de estas enzimas, que pueden ser mas antiguas que el DNA mismo. Dirige, en forma honoraria, el Centro “Lynn Margulis” de Biología Evolutiva en las Islas Galápagos, Ecuador.

Es autor de más de 150 trabajos de investigación publicados en revistas con arbitraje internacional, alrededor de 70 artículos de divulgación científica, y es autor o coautor de 16 libros especializados sobre problemas evolutivos. Algunas de sus obras más conocidas son La bacteria prodigiosa (1988), Alexander I. Oparin: La chispa de la vida (2008), y El origen de la vida: evolución química y evolución biológica (1983).

Entre los reconocimientos que ha obtenido el Dr. Lazcano Araujo están el de Investigador Nacional Nivel III por parte del Conacyt, y la Distinción “Catedrático Universitario” por parte de la UNAM. En 1991 recibió, junto con el Dr. José Sarukhán, la primera Medalla a la Investigación Biológica “Alfonso L. Herrera”, otorgada por la Escuela de Biología de la Universidad Autónoma de Puebla; durante el periodo 1997-1998 formó parte del Comité Científico organizado por la NASA para supervisar la creación del Astrobiology Institute.

Otras distinciones incluyen su elección como Vicepresidente (1997-1999), primero, y luego Presidente (1999-2001) de la Gordon Conference of the Origins of Life, además de haber sido dos veces Presidente de la International Society for the Study of the Origins of Life, convirtiéndose en el primer científico latinoamericano en llegar a ese puesto, al que fue reelegido. En 2006 recibió la Medalla de la Gran Cruz de Fundador de la Universidad de San Francisco de Quito, en 2007 la unam le otorgó el Premio Universidad Nacional en Investigación en Ciencias Naturales, y al año siguiente la Universidad de Milán le concedió el doctorado Honoris Causa, seguido unos meses mas tarde por la Primer Medalla “Francesco Redi”, que le otorgó la Sociedad Italiana de Astrobiología. En 2009 recibió de la Universidad Veracruzana la Medalla al Mérito Universitario, y en 2013 la Tercera Cumbre de la Evolución le otorgó en las Islas Galápagos el “Charles Darwin Distinguished Scientist Award” junto a la Dra. Ada Yonath, Premio Nobel de Química (2009). En mayo de 2015 la Universidad de Valencia, España, le confirió el grado de Doctor Honoris Causa.

El doctor Antonio Lazcano Araujo ingresó a El Colegio Nacional el 6 de octubre de 2014. Su discurso de ingresó se tituló “La aparición de la vida: consiliencias y discordancias”, y fue contestado por el doctor José Sarukhán.