No olvidemos que de cualquier manera las herramientas de DNA recombinante están ya con nosotros, y que hoy tenemos la obligación de usarlas no sólo para beneficio únicamente de la raza humana sino de la vida misma.

 

Francisco G. Bolívar Zapata nació en 1948 en la Ciudad de México. Doctor en Química (Bioquímica) por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), institución en la que es profesor e investigador emérito. En 1982 fue nombrado primer director del recién creado Centro de Investigación sobre Ingeniería Genética y Biotecnología de la UNAM. En septiembre de 1991, la UNAM transformó a este centro en el Instituto de Biotecnología y Bolívar fue nombrado su primer director, cargo que ocupó hasta 1997. En ese año fue designado coordinador de la investigación científica de la UNAM, puesto que ocupó durante tres años. Entre 1996 y 2000 fungió también como vicepresidente y presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Es autor de más de 240 publicaciones, las cuales han sido citadas más de 13,500 veces incluyendo más de 850 citas en más de 330 libros de texto y especializados. Como profesor y tutor ha dirigido más de 65 tesis, la mayor parte de posgrado. El doctor Bolívar Zapata fue miembro de un grupo de investigadores que en San Francisco, Cal., EUA, logró por primera vez, en 1977 a nivel mundial, la producción en bacterias por técnicas de ingeniería genética de proteínas transgénicas idénticas a las humanas, como la insulina que se utiliza clínicamente para contender con la diabetes. Su trabajo es pionero a nivel mundial en el área de la biología molecular y la biotecnología.

Ha recibido numerosos reconocimientos y premios, entre los que destacan el Premio Nacional de Química (1980); el Premio de Investigación en Ciencias Naturales (1982), otorgado por la AMC; el Premio Manuel Noriega en Ciencia y Tecnología (1988), otorgado por la OEA; el Premio Universidad Nacional (1990)otorgado por la UNAM; el Premio Príncipe de Asturias (1991), concedido por la Fundación Príncipe de Asturias; el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el campo de las ciencias físico-matemáticas y naturales (1992), que otorga el Gobierno de la República; el premio TWAS en el área de biología (1997), otorgado en Italia por la Third World Academy of Sciences, y el Premio Luis Elizondo, (1988) otorgado por el ITESM. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Lieja, Bélgica; por la Universidad Autónoma Metropolitana, por el Colegio de Postgraduados y por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. En 2006 la UNAM lo distinguió con el nombramiento de Investigador Emérito. En 2009 fue distinguido con la venera “José María Morelos y Pavón, Morelenses de Excelencia 2009”, máxima distinción que otorga el gobierno del Estado; desde septiembre de 2012 el Auditorio del Instituto de Biotecnología de la UNAM lleva el nombre de “Dr. Francisco G. Bolívar Zapata” como reconocimiento a su labor de investigación, docencia y divulgación.

Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores desde 1984 y en 2014 fue designado investigador emérito del SNI. Desde 1992 es miembro del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República.

Es miembro de la Junta de Gobierno del Conacyt y fue miembro de la Junta Directiva de la Universidad Autónoma Metropolitana y de las Juntas de Gobierno de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

A partir de abril de 2013, por invitación del Presidente de la República licenciado Enrique Peña Nieto, Bolívar Zapata es el titular de la Coordinación de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Oficina de la Presidencia de la República.

El doctor Francisco Bolívar Zapata ingresó a El Colegio Nacional el 8 de diciembre de 1994. Su discurso de ingreso “La genética moderna: horizontes”, fue contestado por el doctor Guillermo Soberón Acevedo.