Para la elevación de un hombre no se necesitan espléndidas instalaciones; lo insubstituible son los apóstoles dedicados al conocimiento y a la verdad.

 

Nació en la ciudad de París, Francia, el 13 de febrero de 1910. Maestro en ciencias antropológicas (1946) y doctor en arqueología (1949) por la unam, maestro en artes (1975) por la Universidad de Cambridge, Inglaterra, fue profesor e investigador. 



Algunos de los puestos que ocupó son los siguientes: director del Departamento de Antropología en el Mexico City College (1948-1959), secretario general (1954-1955) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (inah), director de Cooperación Intelectual de la Secretaría de Educación Pública (1955), consejero cultural de la embajada de México en Francia (1955-1956), delegado de México ante la unesco (1955-1956), director de Monumentos Prehispánicos (1956-1958), subdirector general (1958-1968) y director general (1968-1971) del INAH, director del Museo Nacional de Antropología e Historia (1962-1968 y 1970-1976) y presidente de la Comisión de Monumentos (1968-1971). 



Es autor de La cerámica preclásica de Monte Albán (1946), La cerámica de Monte Albán III-A (1949), Introducción a la Arqueología (1952), Exploraciones en Cuilapan de Guerrero (1958), Tenochtitlan en una isla (1959), Bibliografía en arqueología y etnografía. Mesoamérica y norte de México (1962), “Messico” en la Enciclopedia Universal del Arte (vol. IX, Roma, 1962), Mexican Art (1964), “México Tenochtitlan”, en Cities of Destiny (Londres 1967), La cerámica de Monte Albán (en colaboración con Alfonso Caso y Jorge Acosta, 1967), El mundo olmeca (1968), Ancient Mexico in Color (en cinco idiomas, 1968), Cien obras maestras del Museo Nacional de Antropología e Historia (1969), Arte precolombino de América Central (en colaboración con Paul Gendrop, 1971), Antico Messico. Storia de la cultura en el mondo (1979), Historia de la arqueología en México (1979), e History of Archaeology in Mexico (Londres, 1980). 



Publicó numerosos artículos y estudios en órganos especializados de institutos y asociaciones académicas desde 1946, y recibió varios doctorados Honoris Causa: por la Universidad de las Américas (1967), por la Universidad de California, en Berkeley (1969) y por la St. Mary’s University, de San Antonio, Texas (1970), entre otros. En 1969 obtuvo el Premio Nacional de Ciencias.

Pretende convertir a la arqueología en historia; sostiene que siempre es tiempo de intentar nuevas síntesis en las que los interminables hallazgos dejen de ser mero catálogo y pasen a ser objeto de reflexión desde el punto de vista de una coherente interpretación histórica.

Electo el 4 de abril de 1972, hizo su ingreso en El Colegio Nacional el 20 de julio del propio año. En su conferencia inaugural, llevada a cabo el 3 de octubre de 1972 y titulada “Teotihuacán y los destinos mexicanos”, fue presentado por el doctor Miguel León-Portilla.



El doctor Ignacio Bernal y García Pimentel murió en la Ciudad de México el 24 de enero de 1992.