Solo el método científico nos puede llevar a una psicología también científica, con bases biológicas. Pero ello será obra del porvenir.

 

Jacobo Isaac Ochoterena y Mendieta nació en Atlixco, Pue., el 28 de noviembre de 1885. Los primeros años de instrucción primaria los realizó en Atlixco en escuela particulares; los últimos cursos de la primaria y los de “la superior”, en la Escuela Normal de Tlaxcala. Años después ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria con la intención de estudiar la carrera de medicina, pero la muerte de su padre le impidió terminar el bachillerato. Ante la difícil situación de su familia, solicitó un examen ante la en aquel entonces Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes para que se le permitiera ejercer el magisterio en escuelas primarias, autorización que obtuvo en 1906. 



Isaac Ochoterena inició su carrera académica trabajando como profesor de primaria en la localidad de Tlatlauquitepec, en el sur de la sierra de Puebla, y poco después publicó sus primeras contribuciones en el campo de lo que, en aquella época, se denominaba historia natural. Su primer trabajo apareció en abril de 1903 en la revista El Monitor Escolar con el título “Algo de paleontología”, y en 1905 incursionó en la botánica, disciplina que desde entonces cautivaría su interés. Sus trabajos en este campo fueron “Flora de la Sierra de Puebla”, “Fisiografía de Tlatlauquitepec” y “Fisiografía del distrito de Cholula”, publicados en El Correo de Puebla. 


En 1907 se trasladó a Gómez Palacio, Dgo., donde impartió cursos de primaria; poco tiempo después fue nombrado director de escuela en Ciudad Lerdo. Más tarde fue nombrado inspector de Instrucción Pública en el estado, posición que ocupó hasta 1913. El resultado de sus actividades en estos años se concretó en la publicación de dos trabajos en 1907, uno en 1908, cinco en 1909, cinco en 1910, cinco en 1911, diez en 1912 y uno en 1913. En ellos se advierte su gran interés por las cactáceas, tema en el que se especializó. 



En 1912 contrajo matrimonio con Carmen Sarabia Castillón, hermana del aviador Francisco Sarabia, y en 1914 fue trasladado a San Luis Potosí, donde ocupó el cargo de Director General de Educación del estado. Imparte clases de biología —disciplina en la que continuó capacitándose de manera autodidacta— y de historia natural en el Instituto Científico y Literario, así como de antropología durante su estancia en la Escuela Normal de esa entidad. En estos años publica varios trabajos de carácter didáctico o metodológico: en 1914, Elementos de técnica microscópica y de histología vegetal, Elementos de citología y, en 1915, Notas de biología vegetal y de técnica microscópica, Importancia y necesidad de las investigaciones y citas bibliográficas, y Reflexiones acerca del método en la investigación científica. 


En el terreno de la docencia, también en 1915, Ochoterena impartió clases de histología en la Escuela Nacional de Veterinaria, dependiente de la Dirección de Agricultura. 



Entre 1916 y 1918 Isaac Ochoterena fue llamado a hacerse cargo de la Sección de Biología Vegetal de la recientemente creada Dirección de Estudios Biológicos, la cual estaba a cargo de don Alfonso L. Herrera. En 1921 Ochoterena fue nombrado jefe del Departamento de Biología de la Escuela Nacional Preparatoria y responsable de sus gabinetes de historia natural. En 1939, cuando se estableció la Facultad de Ciencias, Ochoterena ocupó el cargo de jefe del Departamento de Biología y, en 1941, el de director general de Enseñanza Superior e Investigación Científica. También fungió en esta etapa como jefe de la Sección de Histología del Instituto de Higiene de la Secretaría de Salubridad y Asistencia. 



Fue miembro de numerosas sociedades científicas del país y del extranjero: Academia Nacional de Ciencias “Antonio Alzate”; Sociedad Mexicana de Biología; Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística; Sociedad Botánica de México; Sociedad de Biología de Concepción, Chile; Sociedad Micológica de Francia; Sociedad de Botánica Aplicada de la URSS; Sociedad de Médicos y Naturalistas de Würzburg, Alemania; Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid, España; Sociedad Nacional de Investigaciones Biológicas de la Universidad de Washington; de la Cactus and Succulent Society of America, Inc., de California; etc.

En 1946 fue designado investigador emérito y director honorario del Instituto de Biología de la unam. También fue nombrado Doctor Honoris Causa de la misma universidad.


Don Isaac Ochoterena tomó posesión como Miembro Fundador de El Colegio Nacional el 15 de mayo de 1943. Falleció en la Ciudad de México el 11 de abril de 1950, a los setenta años. Sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores.