Puede decirse que la física nuclear experimental se inicia en el Instituto de Física de la UNAM en 1952, cuando llega a la Ciudad Universitaria el acelerador Van de Graaff de 2 MeV.

 

Marcos Mazari nació en la Ciudad de México el 16 de junio de 1925. Era ingeniero civil y físico experimental con maestría en mecánica de suelos y estructuras por la unam (1947-1949). Entre 1953 y 1954, y gracias a una beca de la embajada estadounidense, hizo estudios complementarios en la especialidad de física nuclear en el Massachusetts Institute of Technology (mit), en el que ejerció la investigación (1957) y se desempeñó como profesor afiliado (1969-1975). Fue profesor (1948), e investigador del Instituto de Física de la unam (1954-1956, 1958-1965, y de medio tiempo entre 1966 y 1975), del cual era investigador titular “C” de tiempo completo desde 1975.



Siendo todavía estudiante, participó como topógrafo de la Compañía Fotogramétrica y de la Comisión Federal de Electricidad (1945). Fue asesor de la Comisión Nacional de Energía Nuclear (1960-1965) y director del acelerador tándem del Centro Nuclear de dicha comisión (1966-1971), así como jefe de la División de Investigación Científica y del Acelerador del Centro Nuclear de México (1972-1975), dependiente del Instituto Nacional de Energía Nuclear. Sus artículos aparecieron en publicaciones como Revista de Ingeniería, Revista de la Escuela Nacional de Ingenieros, Revista ICA, Revista Mexicana de Física, Physical Review e Instrumentación y Desarrollo. Es coautor, con R. J. Marsal, de El subsuelo de la ciudad de México (1959). En los últimos tiempos se dedicaba al estudio del problema del agua en la Ciudad de México. 



Fue miembro de la Sociedad Mexicana de Instrumentación, de la Academia Mexicana de Ingeniería y presidente de la Academia de la Investigación Científica en el periodo 1965-1966. Recibió numerosas distinciones, entre ellas la de ser nombrado miembro de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica; de la Junta de Gobierno de la unam, y premios como el de la Academia de la Investigación Científica (1962), el Premio Nacional de Tecnología y Diseño (1980), el Premio Universidad Nacional (1992), y el doctorado Honoris Causa por la unam (1996). 



Su interés principal era el uso de electroimanes en la física experimental; incursionó en todos los aspectos de esta materia: fundaciones especiales, geometrías novedosas, homogeneidad del campo, problemas de histérisis y saturación, aspectos mecánicos, óptica de iones, medición precisa de campo, bobinas especiales, estabilidad de las fuentes de alimentación, problemas de campo disperso, alto vacío y su medición; era uno de los pocos mexicanos expertos en el uso de campos magnéticos en la física.



El ingeniero Marcos Mazari Menzer era miembro de El Colegio Nacional desde el 11 de noviembre de 1982. Su discurso de ingreso, “La partícula en nuestro universo”, fue contestado por el doctor Marcos Moshinsky. 



El ingeniero y físico experimental Marcos Mazari falleció en la Ciudad de México el 24 de enero de 2013.