Aboga Matos Moctezuma por Archivo de Arqueología

El Universal | 4 noviembre 2017
Aboga Matos Moctezuma por Archivo de Arqueología

 

El Universal | 4 noviembre 2017 | http://www.eluniversal.com.mx/cultura/patrimonio

Durante la inauguración del nuevo acceso al Templo Mayor y de la muestra Revolución y estabilidad, que conmemora los 30 años del museo y 40 de las exploraciones en el sitio, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma destacó los resultados que el proyecto de exploración ha rendido en las últimas cuatro décadas. Los reportes de estas novedosas investigaciones al igual que las de otros sitios en el país se encuentran depositados en el Archivo Técnico del Consejo de Arqueología del INAH, por lo que este acervo debe ser protegido, señaló el investigador emérito del instituto.

Las palabras del fundador del Proyecto Templo Mayor se dan en el momento en que investigadores y trabajadores del INAH piden claridad en torno a los planes de trasladar ese acervo que guarda la memoria de la arqueología del país de su sede actual, en el Palacio del Marqués del Apartado en el centro, a una nueva sede en San Ángel. Desde julio pasado, académicos del instituto han cuestionado el cambio de sede del archivo y han pedido a las autoridades del INAH y de la Secretaría de Cultura que garantice su conservación y cuidado.

Ayer, en presencia del director del INAH, Diego Prieto, y de la Secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, Matos Moctezuma dijo que ese acervo constituye “la memoria histórica de más de un siglo de arqueología en nuestro país”, por lo que es necesario proteger y restaurar esos documentos que “son parte sustancial de nuestro devenir”.

Al final del evento, el arqueólogo dijo a la prensa que aún no conoce la nueva sede del acervo, pero sostuvo que “sí debe verse el espacio adecuado para este acervo, por su valor y por lo que representa para la arqueología mexicana”.

Indicó que en este archivo hay “material valioso”, como documentos del siglo XIX, planos, fotografías antiguas, informes de grandes hallazgos, como el de la Tumba de Pakal en Palenque, entre otros. “Eso es la memoria histórica de la arqueología mexicana. Es muy importante que toda esa documentación esté bien resguardada, protegida, porque es un lugar de consulta constate para los arqueólogos actuales, para saber qué hicieron sus antecesores en determinados lugares”, dijo.

Según el Sindicato de académicos e investigadores del INAH, autoridades del instituto y de la Secretaría de Cultura se comprometieron a hacer público el proyecto de la nueva sede, pero hasta ahora no han presentado nada.