China-México | Colaboraciones Sino-Mexicanas en Ciencia y Tecnología | Coloquio

ECN | 28 marzo 2018
China-México | Colaboraciones Sino-Mexicanas en Ciencia y Tecnología | Coloquio

 

ECN | 28 marzo 2018

China-México | Colaboraciones Sino-Mexicanas en Ciencia y Tecnología | Coloquio

  • Tener una colaboración estrecha con China es nuestro mejor camino para acelerar nuestro avance en ciencia y tecnología: Jaime Urrutia Fucugauchi
  • Apostar a la educación es apostar a un camino a largo plazo; el no hacerlo representa que vamos a seguir estancados: Jaime Urrutia Fucugauchi
  • China siempre insiste en la innovación indígena con sus propios esfuerzos; la capacidad de innovación científica y tecnológica sigue mejorando constantemente: Zhu Hao 

Este martes se celebró en El Colegio Nacional el coloquio Colaboraciones Sino-Mexicanas en Ciencia y Tecnología, coordinado por el miembro de esta institución Jaime Urrutia Fucugauchi. La actividad contó también con la participación de Zhu Hao, director de Ciencia y Tecnología de la Embajada de la República Popular de China en los Estados Unidos Mexicanos y representante del Ministerio de Ciencia y Tecnología de China en México.

En su discurso introductorio, Urrutia Fucugauchi señaló que “la ciencia y la tecnología han sido los motores de cambio y transformación de las sociedades desde el inicio de la historia de las civilizaciones”, y que en estos últimos años los cambios se están dando a un ritmo acelerado “que ha provocado una gran diferencia entre los países que tienen capacidad de generar conocimiento y los que no la tienen”. 

China, el mayor país en desarrollo de la actualidad, con un PIB de 11860 millones de dólares y una tasa de crecimiento del 6.9%, representa uno de los avances más espectaculares en los últimos años a nivel de ciencia y tecnología. Tal como destacó Fucugauchi, “China es ya, en algunos campos, el país con mayor capacidad en ciencia e innovación del mundo”.

En su conferencia magistral, titulada Innovación, ciencia y tecnología en China: avances en la última décadaZhu Hao explicó que desde la fundación de la República Popular China en 1949, los líderes de cinco generaciones del país han concedido gran importancia al desarrollo de la ciencia, la tecnología e innovación indígena, considerándolas parte fundamental del desarrollo socioeconómico del país. “China siempre insiste en la innovación indígena con sus propios esfuerzos; la capacidad de innovación científica y tecnológica sigue mejorando constantemente”, refirió Zhu Hao.

El proceso de desarrollo en ciencias, tecnología e innovación ha involucrado varias estrategias gubernamentales en los últimos 60 años, desde la revitalización de la nación mediante la ciencia y la educación en la década de los 90, hasta el desarrollo impulsado por la innovación potenciado durante los últimos años con el firme propósito de convertirse en un líder mundial en ciencia y tecnología para 2049. El Director de Ciencia y Tecnología de la Embajada de la República Popular de China en México destacó que la inversión de China en I+D ha subido un 11.6% en lo que va de década, ocupando el segundo lugar en el mundo en 5 años consecutivos (de 2009 a 2014), solo por detrás de Estados Unidos. En 2017, el 78% de la inversión en I+D provino de las empresas.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de la República Popular de China (MOST), es el órgano principal responsable de la estrategia y la política de la ciencia y la tecnología. También administra los programas nacionales de investigación, zonas de desarrollo de ciencia y tecnología, y la cooperación internacional. Otros Ministerios, como el de Educación, Industria y Tecnología de la Información, Salud y Agricultura son complementarios al MOST en sus respectivos sectores. 

En cuanto a la cooperación Sino-Mexicana en ciencias, tecnología e innovación se ha concretado en numerosos encuentros en los últimos 5 años, desde que en 2013 los respectivos gobiernos elevaron el nivel de relación bilateral al de asociación estratégica integral. Los proyectos  conjuntos entre las dos naciones se han materializado gracias a la firma de acuerdos con el CONACYT, el CINVESTAV y la UNAM, y abarcan desde talleres de nanociencia y nanotecnología, la colaboración en energías renovables y el intercambio de conocimientos en campos variados del conocimiento y la industria, como la agricultura, la  silvicultura, los recursos hídricos, la salud y la medicina y las especies endémicas. 

Al respecto de la colaboración Sino-Mexicana, Fucugauchi quiso resaltar que “tener una colaboración estrecha con China es nuestro mejor camino para acelerar nuestro avance en ciencia y tecnología”, y explicó que la inversión de China en ciencia, innovación y tecnología es una apuesta a una meta más alta con una fuerte repercusión en su economía. “Apostar a la educación es apostar a un camino a largo plazo; el no hacerlo representa que vamos a seguir estancados, puntualizó el miembro de ECN.

A continuación, Fucugauchi ofreció la conferencia titulada Cuando los dinosaurios aprendieron a volar: historias de China y México. El estudio de la evolución de los dinosaurios hasta convertirse en las actuales aves es “uno de los ejemplos en los que se comprueba que la historia de los dos países está entrelazada”, indicó el geofísico, quien explicó que los pájaros provienen en concreto de los terópodos, dinosaurios carnívoros y bípedos como el velociraptor.

El registro de fósiles de estas características en China es crítico para entender su evolución hasta las aves, así como el estudio de su extinción, provocada por el impacto de un meteorito en el territorio de la actual península del Yucatán. El fatal impacto causó la desaparición de todos los organismos pesados que habitaban la tierra en el momento, pero las aves lograron sobrevivir. “La investigación colaborativa entre los dos países ha sido vital para entender como los terópodos llegaron a convertirse en aves”, concluyó el geofísico.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=FOvwXi73DB0