El arquitecto y la ciudad

ECN | 12 marzo 2017
El arquitecto y la ciudad


ECN | 12 marzo 2017

  • Arquitectos dialogaron junto a Vicente Quirarte en El Colegio Nacional sobre el significado de la arquitectura y la ciudad.

Como parte de las actividades que organiza el Festival Internacional de Arquitectura y Ciudad Mextrópoli 2017, el día de ayer se llevó a cabo una mesa de diálogo en El Colegio Nacional donde destacados arquitectos mexicanos conversaron con Vicente Quirarte sobre la importancia que tiene el quehacer arquitectónico y el significado de “ciudad”. 

Vicente Alonso, Ángeles González Gamio, Antonio Toca y Carlos Véjar Pérez Rubio reflexionaron junto al miembro de El Colegio Nacional sobre la ciudad como una gran casa y una máquina del tiempo; un organismo vivo que los arquitectos y los ciudadanos definen y construyen con el paso del tiempo.

“Cuando uno construye o uno proyecta lo primero que se tiene que preguntar es para qué y para quién, cómo y dónde. Si estas preguntas se soslayan, si no se tienen en cuenta, se pueden producir cosas aberrantes”, señaló Vicente Alonso, para quien es vital el ser amables y conformar un tejido con el entorno para habitar la ciudad como si fuera una casa. 

Para Ángeles González Gamio, la arquitectura es un reflejo de la mentalidad de una época y la Ciudad de México reúne una gran cantidad de estilos como el barroco, el art nouveau y el funcionalismo, lo que hace que se pueda tener una lectura del tiempo a través de las piedras; destacó El Ángel, Bellas Artes, el Monumento a la Revolución y el Zócalo Capitalino como construcciones que dan identidad a los mexicanos. 

“Los responsables de la ciudad somos nosotros; hay diferentes concepciones de la ciudad y es necesario preguntarnos cuál es la nuestra y qué tan vital es nuestra visión de ella; la ciudad es un organismo vivo que construimos todos”, aseguró Antonio Toca, “esta ciudad tiene una vitalidad que no sólo necesitamos conocer sino reconocernos en ella: es nuestra ciudad y nos sorprende que otra gente se sorprenda cuando tendríamos nosotros que valorar sus características, edificios, calles y su historia”.

Carlos Véjar Pérez Rubio subrayó la repercusión que tiene el trabajo de los arquitectos junto al de los urbanistas para hacer que la ciudad se habite bien: que sea una “casa” cómoda, funcional, bella y sólida.

“Hay dos ciudades: la visible y la invisible. La ciudad visible es la que sale en las revistas de arquitectura y en la televisión, de la que hemos hablado, pero la mitad de la población de México vive en una ciudad que no tiene agua, ni servicios, donde la vialidad es nula y el transporte público es muy deficiente: esa es la ciudad invisible”, concluyó el arquitecto, “tenemos que tratar ese problema: combatir a los especuladores y a la ciudad de consumo”.