Julia Carabias nueva integrante de El Colegio Nacional

ECN | 6 junio 2018
Julia Carabias nueva integrante de El Colegio Nacional

 

ECN | 6 junio 2018 | Fotografía de UNAM Global

Julia Carabias nueva integrante de El Colegio Nacional 

  • Fue elegida este lunes para integrarse a la institución creada en 1943
  • Pendiente la fecha en que ofrecerá su lección inaugural y convertirá su elección en definitiva

Julia Carabias, considerada una de las más sobresalientes biólogas de México, fue elegida este lunes 4 de junio como nueva integrante de El Colegio Nacional. Así, se suma al máximo de 40 personalidades mexicanas que la institución puede agrupar. 

Julia Carabias Lillo (11 de agosto de 1954, Ciudad de México) es maestra en Biología y Ciencias, egresada de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ha impartido cursos y dirigido tesis tanto en la Facultad de Ciencias, así como en diversas instituciones de investigación y educación superior en materia de botánica, ecología, manejo de recursos, restauración ecológica y conservación. Su trabajo de investigación se ha centrado en la regeneración de selvas tropicales, restauración ambiental, manejo de recursos naturales, ecología y sistemas productivos, cuentas patrimoniales, cambio global, pobreza y medio ambiente y política ambiental. Sobre estos temas, ha producido numerosos artículos científicos y ha sido coautora de varios libros, entre los que destacan: Ecología y autosuficiencia alimentaria; La producción rural en México: alternativas ecológicas; For Earth’s Sake; Manejo de recursos naturales y pobreza rural; Agua, medio ambiente y sociedad: hacia la gestión integral de los recursos hídricos en México; Cambio climático y los retos mexicanos; Desarrollo sustentable y riesgos ambientales; Cien casos de éxito de la conservación del patrimonio natural; Usumacinta: bases para el manejo integral; y Conservación y desarrollo sustentable en la Selva Lacandona.

Carabias fue coordinadora, entre 1984 y 1994, del Programa de Aprovechamiento Integral de Recursos Naturales en Áreas de Subsistencia (PAIR), dirigido a comunidades campesinas en extrema pobreza en cuatro regiones de México, cuyo objetivo fue la búsqueda de alternativas de uso de los recursos naturales que mejoren las condiciones de vida de la población sin detrimento para el medio ambiente. 

Fue presidenta del Instituto Nacional de Ecología, en 1994; y primera titular y fundadora de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, de 1994 a 2000. Realiza actividades académicas en la Facultad de Ciencias de la UNAM; forma parte del Consejo Directivo de Natura y Ecosistemas Mexicanos, A.C., y es vicepresidente del Centro Interdisciplinario de Biodiversidad y Ambiente (CeIBA).

Fue miembro de la Comisión sobre los Países en Desarrollo y el Cambio Global y presidenta del Panel Técnico Científico del Fondo Mundial Ambiental (GEF); formó parte del Panel Multidisciplinario de Expertos de la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES) de la ONU. Actualmente pertenece a varios consejos directivos y académicos de organismos nacionales e internacionales.

En 2000 recibió el Premio Getty, otorgado por el World Wildlife Fund. En octubre de 2004 recibió el Premio Internacional Cosmos. En abril de 2005, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) le otorgó el Premio Campeones de la Tierra. Recibió el Premio Héroes de la Conservación, otorgado por The Nature Conservancy en 2006. También obtuvo en 2011 el reconocimiento Naturaleza, Territorio y Sociedad: Alexander von Humboldt, otorgado por la Universidad de Guadalajara. En 2013 la Universidad Autónoma de Nuevo León le otorgó el doctorado honoris causa; y recibió, en 2017, la Medalla Belisario Domínguez del Estado mexicano.

A partir de ahora, el presidente en turno de El Colegio Nacional, Jaime Urrutia Fucugauchi, y la elegida seleccionarán una fecha para su lección inaugural, lo mismo que al colegiado que responderá a su conferencia. Así dará inicio su nueva cátedra, una tradición de enseñanza libre y abierta con que el gobierno mexicano creó El Colegio Nacional, en 1943, reuniendo a quince mexicanos de extraordinario renombre procedentes de muy diversas áreas del saber: Mariano Azuela, Alfonso Caso, Antonio Caso, Carlos Chávez, Ezequiel A. Chávez, Ignacio Chávez, Enrique González Martínez, Isaac Ochoterena, Ezequiel Ordoñez, José Clemente Orozco, Alfonso Reyes, Diego Rivera, Manuel Sandoval Vallarta, Manuel Uribe Troncoso y José Vasconcelos.

El Colegio Nacional es una comunidad de cultura al servicio de la sociedad que ha agrupado a nuestros más destacados valores en la filosofía, la ciencia, las humanidades, las letras y las artes, y en cuyo seno han estado representadas las más diversas corrientes de pensamiento y los ámbitos del conocimiento, con estricta exclusión de todo interés ligado a la política militante. Entre los 103 miembros que han ingresado antes que Julia Carabias, ha habido 72 premios nacionales de ciencias y artes, los tres premios Nobel mexicanos, seis premios Príncipe de Asturias, cuatro premios Cervantes, dos premios en ciencias de la UNESCO y muchos más.

La misión de El Colegio Nacional es hacer posible que sus integrantes impartan las enseñanzas que representen a la cultura científica, filosófica, humanística, artística y literaria a todos los mexicanos, en especial a quienes estén impedidos de concurrir a los centros escolares en que normalmente se imparten o bien, a aquellos ya iniciados en ciertas disciplinas que busquen su perfeccionamiento, en contacto regular e íntimo y de manera libre y gratuita, sin las limitaciones, requisitos y modalidades que los planes, programas y métodos imponen a las instituciones universitarias, esforzándose en afirmar, mediante la divulgación del conocimiento, la conciencia de la nación.  

Para ello, El Colegio Nacional ofrece lecciones, conferencias, conciertos, mesas redondas, simposios multidisciplinarios, exposiciones y un sinnúmero de actividades académicas y culturales en todo México y más allá de sus fronteras; además de publicar libros de las distintas disciplinas representadas en él, así como de divulgación científica y humanística; realizar producciones televisivas y para plataformas de Internet; y preservar un amplio acervo documental y bibliográfico especializado en la obra de sus integrantes. 

Libertad por el saber. 

Ciudad de México, 6 de junio de 2018