Lo mejor de la ciencia de la Universidad de Pensilvania llega a El Colegio Nacional

Crónica | 2 marzo 2017
Lo mejor de la ciencia de la Universidad de Pensilvania llega a El Colegio Nacional


Crónica | 2 marzo 2017 | http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1012433.html

El simposio Lo mejor de la Universidad de Pensilvania en México, que se realizará este viernes 3  de marzo en El Colegio Nacional,  presentará siete investigaciones de vanguardia sobre creación de moléculas más grandes para celdas solares, métodos para dar mayor valor agregado al petróleo y los trabajos en química computacional, entre otras, dice Eusebio Juaristi.

Desde hace 11 años, agrega el doctor en Ciencias Químicas, El Colegio Nacional organiza estos encuentros “cuyo punto central es  invitar colegas de universidades de Estados Unidos y, en este caso, el 3 de marzo tenemos a importantes científicos de la Universidad de Pensilvania. Y también el 17 de marzo vamos a tener otro que se llama Lo mejor de la Universidad de Connecticut en México.

En estas reuniones, añade Eusebio Juaristi, “nos encontramos con colegas  que presentan sus  investigaciones que llevan a cabo en sus universidades. Y no sólo es un encuentro para la difusión del conocimiento, en el que los científicos mexicanos aprenden o conocen esos temas nuevos, también es importante para los jóvenes, al ser una oportunidad de involucrase en esos temas y, al mismo tiempo, poder estar en contacto con estos investigadores para, eventualmente, iniciar colaboraciones o tal vez realizar estancias en las universidades de Estados Unidos”.

INVESTIGACIONES. La delegación de la Universidad de Pensilvania está liderada por Gary A. Molander, explica Eusebio Juaristi. “Él invitó a otros seis científicos para que expusieran sus trabajos en El Colegio Nacional”.

En la conferencia que Molander ofrecerá, añade: “Presentará sus trabajos sobre las reacciones de acoplamiento que permiten, por un lado, formar moléculas más grandes a partir de moléculas más pequeñas. Eso pasa cuando establecemos estas uniones, pero en su caso, él lo que acopla en estas secciones son moléculas aromáticas, ricas en electrones, y el tipo de  compuestos que se forman pueden ser semiconductores, los cuales serían materiales para la construcción de celdas para generar energía. “Por ejemplo,  las celdas que ayudan a convertir la luz solar en electricidad”.

Otra de la charlas, indica Eusebio Juaristi, es la que impartirá Daniel Mendiola. “Él hablará sobre cómo aprovechar los hidrocarburos para convertirlos en sustancias con mayor valor agregado. Algo de mucha utilidad en México, porque el país quema su petróleo o lo vendemos a otras naciones que lo refinan y lo regresan a México más caro y esto demuestra que no hemos sabido en el país aprovechar la petroquímica energética y desarrollar programas sistemáticos para generar compuestos del petróleo con mayor valor agregado”.

Una más de las conferencias, añade, versará sobre la química computacional. Eusebio Juaristi explica que el laboratorio se hacen reacciones para transformar mo­léculas en otras, pero en los últimos años con esta disciplina, que hacemos con computadoras, se puede superar a la tradicional, porque se pueden hacer trabajos que en el laboratorio podrían ser imposibles.

“Es el diseño de moléculas que no son naturales , que no existen en la Tierra, son las sintéticas que pueden ser más interesantes y podrían tener propiedades más útiles que las naturales”, indica.

Otra de las ponencias, se centrará en los vidrios. “Se trata del l estudio de cómo están constituidos y a través de este conocimiento de sus moléculas se pudiese generar vidrio con propiedades más específicas y útiles”.

Una que es muy interesante, dice Eusebio Juaristi, es la que ofrecerá los nuevos estudios sobre  cómo ocurren los fenómenos de transferencia electrónica, tanto en solución dentro de un matraz, como en superficies metálicas.

Lo mejor de la Universidad de Connecticut en México se realizará el 3 de marzo a partir de las 10:00 horas en El Colegio Nacional, ubicado en Donceles 104, Centro Histórico, Ciudad de México. Entrada libre.