México, uno de los países con mayor vulnerabilidad por el cambio climático

ECN | 30 agosto 2017
México, uno de los países con mayor vulnerabilidad por el cambio climático


ECN | 30 agosto 2017 | http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1040845.html

  • Libro. José Sarukhán, Mario Molina y Julia Carabias presentarán el 7 de septiembre su libro sobre el calentamiento global, sus efectos y soluciones. Los escenarios que se plantean para México son mayor sequía en la parte norte del país y lluvias más intensas en la zona sur del país, dice Carabias

Las proyecciones hechas por la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático (CICC) plantean que en el 2020 la temperatura en el norte de México aumentará 2ºC y en el resto del país aumentará entre 1 y 1.5º C, lo cual causará la pérdida de especies endémicas en los bosques de niebla y de pino, además de que pondrá en peligro a animales que tienen poca capacidad de movilidad como los anfibios y peces. Esos son algunos datos que reúnen los investigadores mexicanos Mario Molina, Premio Nobel de Química 1995; José Sarukhán y Julia Carabias en el libro El cambio climático. Causas, efectos y soluciones.

En la publicación editada por el Fondo de Cultura Económica que será presentada el próximo 7 de septiembre, se indica que México es considerado uno de los países de mayor vulnerabilidad debido a que el 15% de su territorio nacional, el 68% de su población y el 71% de su PIB se encuentran altamente expuestos al riesgo de impactos directos adversos del cambio climático. 

En otros países, comenta Julia Carabias, las respuestas de las especies ya son tangibles, por ejemplo, en Reino Unido la floración de las plantas se adelanta entre 7 y 10 días con un incremento de 2.5ºC, ¿pero qué datos y mediciones se han hecho para el caso de México?, se le pregunta a la académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Hay muchos estudios en el país, más investigadores están abordando sus temas desde la perspectiva de cambio climático, es una información que empieza a crecer, pero no existe una evaluación precisa, es algo que requiere más tiempo para acumular los estudios necesarios”, responde.

Los escenarios que se plantean, añade Carabias, es una mayor sequía en la parte norte del país, “serán más intensas y prolongadas con temperaturas más extremas en muchas de las zonas desérticas. Además del impacto que esto pueda tener en la flora y fauna local, lo tendrá en la producción de alimentos. Por otro lado, se esperan lluvias más intensas en la zona sur del país”.

En el libro los científicos mexicanos describen que la fundición de los casquetes polares han  hecho que el océano Ártico ya sea transitable por barcos durante el verano y que en el país hay daños por 4400 millones de dólares por  eventos hidrometeorológicos extremos, no obstante, Carabias precisa que la parte que mayor impacto tendrá en México, serán los arrecifes de coral.

“También en las partes de las montañas en donde se recibe mucha humedad que en realidad son los bosques templados pero muy húmedos (llamados bosques mesófilos o de neblina), su vegetación y fauna va ir moviéndose conforme cambien los patrones, pero si ya ha habido una alteración completa de su entorno a causa de la actividad humana, no se podrá hacer nada”, comenta.

Esos bosques, “están en el sándwich, porque no pueden subir más o retroceder, son de los ecosistemas más biodiversos en el planeta y en México están muy acotados a poca superficie, por ejemplo, los tenemos en la Reserva del Triunfo en Chiapas, pero el resto ya sólo son pedacitos: en la Sierra Norte de Puebla o la Sierra Juárez de Oaxaca”.

ALTAS TEMPERATURAS. Las proyecciones que incluyen los mexicanos en el libro hablan de un aumento de temperatura a dos grados centígrados en el norte del país para 2020, es decir, dentro de los próximos tres años, ¿en qué fase se encuentra México en cuanto a mitigación o adaptación?, se le cuestiona a José Sarukhán, director de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

“Hoy, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es la política más sólida. La energía más buena es la que no se gasta, la que no emite gases de efecto invernadero. Reducir el uso de energías es una tarea que deberíamos asumir. Creo que se puede hacer con campañas firmes y claras apoyadas por los diferentes niveles de gobierno que vayan desde el apoyo y subsidio a autos híbridos hasta que la gente instale colectores solares y celdas fotovoltaicas”, responde.

También, agrega, se debe preparar a la gente que vive en zonas inundables, sobre todo en la zona del Golfo, Tabasco, Veracruz y Campeche.

“Las otras medidas dependen de la educación tanto para los tomadores de decisiones como para los individuos en términos de los estilos de vida. Por ejemplo, un filete de 350 gramos de carne roja como el que sirven en los restaurantes requiere 7. 5 kilos de granos de maíz, 600 litros de agua, entonces hay cálculos aterradores de que si la dieta sigue aumentando en cárnicos y en una serie de productos que tienen alto costo ecológico, no importa cuántas reducciones se hagan en emisiones de carbono, porque éstas se van a nublar por producir el tipo de dieta que hoy tenemos”, señala Sarukhán.

La gente, opina el experto, debe reducir sus niveles de consumo y los gobiernos deben ser honestos, firmes y fuertes en la educación a la gente, a pesar de la oposición que pudieran tener de ciertas industrias.

-El cambio climático. Causas, efectos y soluciones se presentará el jueves 7 de septiembre a las 19:00 hrs en el Centro Cultural Bella Época, ubicado en Tamaulipas 202, Hipódromo-Condesa, Ciudad de México.