Microbioma: revolución multidisciplinaria | Alejandro Frank Hoeflich

Agencia Informativa Conacyt | 07 junio 2016
Microbioma: revolución multidisciplinaria | Alejandro Frank Hoeflich


Agencia Informativa Conacyt | 07 junio 2016 | http://www.conacytprensa.mx/index.php/tecnologia/biotecnologia

Ciudad de México. 7 de junio de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- En recientes días El Colegio Nacional fue sede de la segunda jornada del “Simposio Nacional de Microbiota y Complejidad” (reunión que se lleva por primera vez en nuestro país), coordinado por el doctor Alejandro Frank Hoeflich, quien es físico nuclear, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), coordinador del Centro de Ciencias de la Complejidad (C3), miembro reciente del propio Colegio Nacional y parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), nivel III.

Al simposio se dieron cita más de 150 investigadores de diversas áreas que van desde la psicología, matemáticas, medicina y la propia biología para reflexionar sobre un área de investigación que se ha convertido en un tema de importancia a nivel internacional. Se trata de la microbiota y el microbioma, nombre que recibe la población de microorganismos que viven en el interior de plantas y animales, así como en su composición genética.

De acuerdo con Frank Hoeflich, "a partir del surgimiento de las técnicas de lectura genómica se ha descubierto que los organismos son en realidad ecosistemas de microorganismos y su hospedero, que pueden considerarse como un todo. Esto constituye un nuevo paradigma científico con extraordinarias consecuencias tanto para la biología, la fisiología e, incluso, para nuestra conceptualización de lo que constituye un organismo como un insecto, planta o un ser humano".

Se contó con la participación de Xavier Soberón Mainero, director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica; Esperanza Martínez, microbióloga del Centro de Ciencias Genómicas de la UNAM; Augusto Montiel Castro, de la Universidad Autónoma de México, unidad Lerma; Ruy Jauregui Sandoval, del Instituto AgResearch de Nueva Zelanda, así como el propio Frank Hoeflich y Santiago Sandoval, del Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM. De igual forma, se dieron cita Seth Bordenstein, de la Universidad de Vanderbilt, y Michael Sadowsky, de la Universidad de Minnesota, dos de los investigadores más reconocidos internacionalmente en esta área.

El objetivo principal de esta convención es lograr unir los esfuerzos de la comunidad mexicana en una iniciativa para el estudio del microbioma, comentaron Frank y Bordenstein a la Agencia Informativa Conacyt. Agregaron que en los últimos 10 años el tema del microbioma ha surgido como uno de los más importantes en la biología, considerado por algunos, incluso, con el potencial de revolucionar nuestras ideas al nivel de lo que provocó Darwin.

Si bien es cierto que el tema es de reciente discusión en nuestro país, alrededor del mundo están arrancando programas de microbioma, incluyendo Estados Unidos que acaba de anunciar una partida presupuestal importante para este rubro, por lo que “es buen momento para que México se involucre fuertemente en este camino”, afirmó Bordenstein.

Por tanto, este simposio estuvo dirigido a todos los académicos interesados en materia de agricultura, biomédicos, físicos y matemáticos, así como a otros investigadores de ciencias básicas por tratarse de sistemas complejos que requieren de la participación de diversas especialidades. El evento estuvo organizado en conjunto por la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de su Centro de Ciencias de la Complejidad y el Centro de Ciencias Genómicas, con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y otras instancias gubernamentales.

El doctor Bordenstein opinó que el tema tiene enorme relevancia en la salud y explicó que “el microbioma es un microsistema que solo puede estudiarse a través de la tecnología de secuenciación del ADN, por lo que es una ciencia muy joven".

Para dar continuidad a este proyecto, los expertos buscarán entablar conversaciones con el Conacyt, la UNAM, el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y con la Secretaría de Salud para generar en México una iniciativa especial para el estudio del microbioma. Se requiere una acción específica y especializada por la importancia estratégica que tiene en la salud, biología y muchas otras áreas, subrayó Frank Hoeflich.

Tras este intercambio de avances e información, algunos de los participantes permanecerán algún tiempo en nuestro país para ayudar a crear una amplia red de expertos en este tema.