Nezahualcóyotl, según los indígenas, de León-Portilla

Proceso | 5 marzo 2017
Nezahualcóyotl, según los indígenas, de León-Portilla


Proceso | 5 marzo 2017 | http://www.proceso.com.mx/476713/nezahualcoyotl-segun-los-indigenas-nuevo-libro-leon-portilla

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El “rey-poeta” es uno de los personajes fundamentales de etapa final de la época prehispánica, cuya obra poética ha sido rescatada desde hace décadas por el historiador emérito de la UNAM. Hoy da a conocer su biografía a través de los códices en Nezahualcóyotl. Arquitecto, filósofo y poeta, a presentarse en la Feria del Palacio de Minería esta semana. En entrevista relata, con su editor, Salazar Embarcadero, el proceso de realización del volumen.

De nuevo el filósofo e historiador Miguel León-Portilla le da voz a los antiguos nativos mexicanos. Esta vez para hablar sobre la vida y la obra de Nezahuatlcóyotl, el gobernante y poeta de Tezcoco, para lo cual se basó en alrededor de 20 códices, varios textos nahuas e incluso hallazgos arqueológicos.

Todo derivó en el nuevo libro Nezahualcóyotl. Arquitecto, filósofo y poeta, es publicado por el Fondo Editorial de Estado de México.

El especialista en culturas prehispánicas del centro de México, que el pasado 22 de febrero cumplió 91 años, relata a Proceso que principalmente se apoyó en el Códice Xólotl, el cual se encuentra en la Biblioteca Nacional de Francia desde el siglo XIX, y que narra la entrada de Xólotl, el caudillo chichimeca, en el Valle de México, hasta el reinado de Nezahualcóyotl.

Fue el editor Juan José Salazar Embarcadero quien durante un año dio forma al reciente volumen, con los textos del académico y las imágenes de los códices. El lunes 20 el impresor llevó las pruebas finales al autor de La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes. Fue un día completo para el investigador emérito de la UNAM, pues ya tenía en sus manos la edición número 12 de esta última obra, más un ejemplar de Visión de los vencidos traducido al chino.

Nezahualcóyotl. Arquitecto, filósofo y poeta se presentará el viernes 3 de marzo, a las 19 horas, en el Auditorio Bernardo Quintana, en el marco de la 38 edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería. Los comentarios estarán a cargo de Patrick Johansson y Juan Carlos Torres.

La naciente publicación, de 131 páginas, contiene seis capítulos:

1.- La vida de Nezahualcóyotl (Los años de peligro y actuación de Nezahualcóyotl, según los testimonios indígenas).

2.- La guerra de liberación de Tezcoco (Consecuencias de la victoria sobre Azcapotzalco, Nezahualcóyotl como estadista y Una dolorosa caída moral de Nezahualcóyotl).

3.- Actuación de Nezahualcóyotl como arquitecto e ingeniero (Paisaje y arquitectura y Otras obras: templos y palacios).

4.- Acercándose a su fin.

5.- El pensamiento filosófico de Nezahualcóyotl (El tiempo de su composición y En familia hasta el final de su vida).

6.- El poeta.

–¿Cómo es que se origina Nezahuatlcóyotl. Arquitecto, filósofo y poeta? –se le pregunta al también autor de Trece poetas del mundo azteca y Quince poetas del mundo náhuatl.

–Salazar Embarcadero, editor de Amaquemecan con sede en Amecameca, me publicó un pequeño libro, Nezahualcóyotl. Poesía y pensamiento, que ya había salido en 1972, y quedó bonito. Luego me preguntó si quería realizar algo más grande. Le respondí que sí. Se me ocurrió realizar la vida de Nezahualcóyotl a base de códices y de textos indígenas, es decir, cómo vieron los indígenas a Nezahualcóyotl. Ese ha sido un poco mi enfoque desde Visión de los vencidos.

Cita otros códices: el Tlotzin, Quinatzin, En Cruz y Tepechpan, que permiten conocer, “más allá de fantasías”, la vida y la obra de Nezahualcóyotl.

Gran repercusión

Salazar Embarcadero relata en entrevista que este novato libro “¡tendrá una gran repercusión! porque el Fondo Editorial Estado de México tiene presencia en las ferias del país y en el extranjero, como la de Frankfurt y la de Londres”.

Rememora que Nezahualcóyotl. Arquitecto, filósofo y poeta es el tercer libro que trabaja con León-Portilla:

“Primero fue Nezahualcóyotl. Poesía y pensamiento, luego fue El México antiguo en la historia universal, en el que juntamos Rostro y corazón de Anáhuac y Herencia náhuatl, y el doctor León-Portilla preparó un nuevo índice con una presentación. Por cierto, El México antiguo en la historia universal justo vuelve a salir, pero en una edición económica, a propuesta del historiador, y también se va a presentar en Minería.”

En tanto, León-Portilla narra que la nueva biografía de Nezahualcóyotl comienza con el nacimiento del que sería tlatoani tezcocano:

“Nació en el año 1-Conejo, 1402. Su padre fue Ixtlilxóchitl y su madre Matlacihuatzin, eso lo dicen el Códice Xólotl, Códice en Cruz, y el códice mexica Azcatitlan. En esa primera parte del libro se explica que en el año 7-Técpatl, equivalente a 1418, estaba el príncipe sabio escondido en un árbol de capulín y desde ahí vio el asesinato de su padre por sus enemigos.

“Es el cronista Fernando de Alva Ixtlil-xóchitl que da a conocer lo que le dijo al poeta su padre antes de morir: ‘Hijo mío muy amado, brazo de león, Nezahualcóyotl. ¿A dónde te tengo de llevar que haya algún deudo o pariente que te salga a recibir? Aquí ha de ser el último día de mis desdichas, y me es fuerza el partir de esta vida; lo que te encargo y ruego es, que no desampares a tus súbditos y vasallos, ni eches en olvido de que eres chichimeca, recobrando tu imperio, que tan injustamente Tezozómoc te tiraniza, y vengues la muerte de tu afligido padre; y que has de ejercitar el arco y las flechas; sólo resta que te escondas entre estas arboledas porque no con tu muerte inocente se acabe en ti el imperio tan antiguo de tus antepasados’.

“Ya mayor intenta rescatar su reino que estaba en poder de Tezozómoc de Azcapotzalco.”

–¿Y Nezahualcóyotl como arquitecto?

–Los mexicas, quienes era sus aliados, le encargaron varias obras, como la introducción de agua para la Ciudad de México-Tenochtitlan. Igual hizo edificaciones religiosas…

“Lo que más se conoce son los jardines de Tezcutzingo, que ahora es una zona arqueológica. Se podría hacer un gran parque nacional, Aquí, en mi casa, un día vino el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez y me contó de su deseo de crear un gran proyecto sobre la obra arquitectónica de Nezahualcóyotl, pero murió.”

En el libro se lee:

“Nezahualcóyotl concibió una obra que podríamos calificar de arquitectónica y a la vez de ingeniería hidráulica. Consistió en llevar agua potable en beneficio de México. Con tal propósito, construyó un acueducto que llevaba dicha agua desde Chapultepec. Otro tanto hizo en lo que concierne al abastecimiento de agua para el servicio de Tezcoco. Tales obras estuvieron relacionadas con su empeño por propiciar el desarrollo de un bosque en Chapultepec.

“La lista de las obras materiales que llevó a cabo Nezahualcóyotl es muy larga. Aquí tan sólo diremos algo acerca de lo que fueron sus palacios. Encontramos en el Mapa Quinatzin dos representaciones en las que, a modo de planos, aparece la edificación donde se reunía la corte de Nezahualcóyotl y donde se encontraban los recintos en que se reunían los sabios, los artistas, los historiadores y todos aquellos que ponían su ingenio al servicio de Tezcoco.”

–Y entonces, ¿cómo veían los indígenas a Nezahualcóyotl?

–Con inmensa admiración, pero Ixtlilxóchitl, que fue su descendiente, cuenta una cosa terrible de Nezahualcóyotl. De cómo en Tepechpan se encontró a Caucuauhtzin y a la prometida de éste, pero Nezahualcóyotl se enamoró de la mujer, por lo que mandó a la guerra a Cuacuauhtzin para que lo mataran.

–Sin duda fue un destacado poeta y gobernante.

–Su reinado duró mucho, de 1431 hasta su muerte en 1472. Lo que realizó en el último periodo de su vida lo escribió su descendiente Alva Ixtlilxóchitl y un fraile franciscano, Juan de Torquemada. Enfrentó tremendos problemas, como la gran hambruna que padeció la región central de México en el año 1-Conejo, era 1454, por una sequía. Y guerras.

“Le preocupó la muerte, eso se ve en sus poemas. Pero plasmó muchas de sus preocupaciones.”

En Nezahuatlcóyotl. Arquitecto, filósofo y poeta, León-Portilla destaca “¿A dónde iremos?”, que escribió el señor de Tezcoco:

¿A dónde iremos

donde la muerte no existe?

Mas, ¿por esto viviré llorando?

Que tu corazón se enderece:

aquí nadie vivirá para siempre.

Aun los príncipes a morir vinieron,

los bultos funerarios se queman.

Que tu corazón se enderece:

aquí nadie vivirá para siempre.

El además creador de Códices. Los antiguos libros del nuevo mundo, termina convencido:

“En Nezahualcóyotl encontramos a uno de los grandes poetas cuyo legado es parte de la literatura universal.”