Obesidad, hipertensión y diabetes con un enfoque multidisciplinario

Agencia Informativa Conacyt | 13 junio 2016
Obesidad, hipertensión y diabetes con un enfoque multidisciplinario


Agencia Informativa Conacyt | 13 junio 2016 | http://conacytprensa.mx/index.php/ciencia/salud/7730-salud-obesidad-hipertension-diabetes

Ciudad de México. 13 de junio de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).-
El Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), en coordinación con El Colegio Nacional, organizó recientemente el simposio Obesidad, hipertensión y diabetes: un enfoque multidisciplinario, el cual estuvo coordinado por los doctores José Ramón Cossío, Adolfo Martínez Palomo y Gerardo Gamba Ayala, quien además es director de investigación del instituto.

En esta serie de charlas se hizo especial énfasis en que estas tres enfermedades se están convirtiendo en epidemias, sobre todo si se considera que, de acuerdo con datos oficiales, tan solo en nuestro país hay más de 70 por ciento de adultos con sobrepeso u obesidad, tres de cada diez adultos padece hipertensión arterial y más de nueve por ciento de la población, diabetes.

Al respecto, el titular del INCMNSZ, David Kershenobich, aseguró que mientras “hace unas cuantas décadas predominaban los padecimientos infecciosos, ahora las enfermedades que predominan son (aquellas) que, una vez diagnosticadas, se quedan para el resto de la existencia con la persona”.

El director de investigación del INCMNSZ, Gerardo Gamba Ayala, aseguró durante su ponencia La diabetes e hipertensión como problema grave de salud pública, que tres de cada 10 adultos en nuestro país padecen hipertensión, es decir, 22.4 millones de mexicanos y solo cinco millones están controlados (alrededor de uno por ciento).

La directora del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, María Elena Medina Mora, doctora en  psicología social por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), presentó los resultados de una serie de encuestas sobre trastornos psicosociales, con base en las cuales se pudo detectar que en mujeres adolescentes el síndrome del “atracón” está asociado con la agresividad, mientras que en los varones, con problemas de ansiedad.

Añadió que la depresión es tres veces más frecuente en personas con obesidad, diabetes, cáncer y problemas cardiovasculares como la hipertensión, lo que eleva los costos de las enfermedades.

Vera Tiesler, investigadora de la Universidad Autónoma de Yucatán, compartió los resultados de investigaciones recientes que ha llevado a cabo en conjunto con otros colegas, según las cuales, ya desde el apogeo de la civilización maya hay rastros de diabetes, obesidad e hipertensión en la población. A través de una serie de fotografías, la experta mostró algunos restos óseos con astillamientos, producto de que presuntamente sufrían obesidad.

Aseguró que mientras en la actualidad “la historia de la diabetes va de la mano con la desigualdad social”, con los mayas el simbolismo estaba más relacionado con el tema de poderío. Subrayó que, de acuerdo con esas investigaciones, el volumen corporal en los mayas estaba relacionado con su cosmovisión religiosa y fálica, mientras que en estos momentos se presenta lo que calificó de “globalización alimentaria”, en donde los sectores más vulnerables son los que presentan gordura, producto de alimentos muy procesados, con altos índices de azúcares y sal.

El cierre del simposio estuvo a cargo de José Ramón Cossío —doctor en derecho, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y SNI nivel III)—, quien dio su punto de vista desde el ámbito jurídico e hizo hincapié en la importancia de avanzar en la Norma Oficial Mexicana (NOM) sobre diabetes.

Frente a un auditorio de más de 200 personas, el ministro recordó que la aparición de las NOM se da durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, mismas que tienen valor jurídico y cuyo incumplimiento puede derivar en encarcelamiento.

No obstante, también reconoció que —sobre todo los profesionistas— no se sienten a gusto con las normas porque consideran que no reflejan con claridad las condiciones o situaciones por las que deben atravesar personas como los médicos, por ejemplo.

Derivado de lo anterior es que recientemente se ha convocado a especialistas para que las NOM estén lo más apegadas posible a la realidad del país y entonces, alcanzar políticas públicas, efectos jurídicos, tener una mejor organización en general, concluyó el también miembro de El Colegio Nacional.