Piden regular transporte y contingencias | Mario Molina

El Norte | 16 agosto 2016
Piden regular transporte y contingencias | Mario Molina


El Norte | 16 agosto 2016 | http://www.elnorte.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?

Cd. de México (16 agosto 2016).- Es necesario que las contingencias ambientales sean dictaminadas de forma arbitraria, así como regular de forma más estricta el transporte de carga, consideró el Nobel mexicano Mario Molina.

 

Durante su participación en el encuentro "Hacia una Ciudad Sustentable", realizado en El Colegio Nacional, el químico recalcó que ni él, ni su equipo de trabajo, han estado de acuerdo en la forma en que se decreta actualmente una contingencia ambiental.

 

"No estamos de acuerdo de que si en una sola estación sube más de 150 imecas los niveles de contaminación, en todo el sistema se dispare la contingencia, este es un problema que se puede pronosticar, pues la predicción climática puede ayudar a evitar las contingencias ambientales", enfatizó el científico ante los asistentes al Aula Mayor de El Colegio.

 

"En el valle de México lo que pasa un día no tiene que ver con lo que pasó el día anterior, ¿por qué? Porque el aire se limpia en la noche, pero sí es posible predecir la acumulación de contaminantes".

 

El Nobel estimó que no se trata de que la gente tenga problemas cuando ya está el problema, sino que con anterioridad se le informe que de acuerdo a las condiciones climáticas es muy probable que se genere un problema ambiental para que todos tengan cuidado.

 

"No podemos tener un nivel de fallas como lo hay el día de hoy", comentó Molina.

 

El químico precisó que si bien actualmente está cambiando el clima y la circulación del aire en la Ciudad de México, debido al cambio climático, que pueden afectar la capacidad para pronosticar el clima, sí se tiene la capacidad de hacerlo bien.

 

Por lo anterior, estimó que lo mejor es avisar oportunamente a la sociedad que al día siguiente habrá problemas como una baja dispersión de contaminantes, para que utilicen otras vías de transporte.

 

"Ya en el caso de que continúe el mal pronóstico, sí se justifica que haya contingencia", precisó el Nobel.

 

Sobre el transporte, Molina enfatizó que es necesario eficientar el transporte público y recordó estrategias de naciones europeas, como en el Metro de Copenhague donde afuera de las estaciones hay bicicletas gratuitas para que la gente simplemente las tome y termine de llegar a su trabajo o al sitio donde vaya, las cuales pueden ser utilizadas por otros usuarios a lo largo de la Ciudad.

 

Reiteró que lo idóneo es tener transporte público de primera, pues si se quiere limitar el uso del automóvil, sólo se logrará si la gente tiene el derecho de llegar en transporte público a su trabajo.

 

Un metro limpio, eficaz y rápido, ocupa mucho menos espacio, enfatizó.

 

Igualmente, recordó que el transporte de carga no tiene ningún control, pues hay muchos camiones que cruzan la ciudad y no es precisamente para dejar algo, por lo que enfatizó la necesidad de poner más restricciones a su circulación, así como la necesidad de una verificación de contaminantes mínima.

 

"Hay que trabajar con la industria de carga para mejorarlo. Lo que se puede hacer es quitar de la circulación a los altamente contaminantes", consideró.

 

Afirmó que los microbuses son todo un problema de la Ciudad, por lo que hay que crear un plan de trabajo que les lleve a reducir emisiones.

 

Añadió que el dinero de los verificentros debe ser etiquetado para mejorar la Calidad del Aire, para que con esos recursos se cree un sistema de financiamiento más dinámico, para que la sociedad aceptara estos cambios.

 

Finalmente, Molina recordó que una ciudad sustentable es aquella que mejora la calidad de vida de sus habitantes, en la que hay un control de la expansión de la mancha urbana.

 

"El hecho de que las viviendas estén lejos del sitio de trabajo es algo que contamina y genera problemas energéticos", consideró.