Síntesis Informativa - 3er Encuentro Libertad por el saber (Día 6)

ECN | 22 octubre 2018
Síntesis Informativa - 3er Encuentro Libertad por el saber (Día 6)

 

ECN | 22 octubre 2018

Estado de derecho y corrupción

  • No hay un camino mejor para combatir la corrupción que fortaleciendo el estado de derecho: Edna Jaime Treviño
  • En este país no tenemos un mecanismo indicado para proteger a los testigos que están dispuestos a denunciar delitos de corrupción: Marco Antonio Fernández Martínez
  • Se necesita crear una sinergia y un concurso activo y concertado entre sociedad civil, la autoridad jurisdiccional y la ministerial: María de la Luz Mijangos Borja
  • El Ministerio Público no se transforma por golpes del Diario Oficial: José Ramón Cossío 

La mesa Estado de derecho y corrupción coordinada por el integrante de El Colegio Nacional (ECN), José Ramón Cossío, se realizó con la participación de especialistas en la materia que identificaron las causas que generan la corrupción y propusieron posibles alternativas para poder contrarrestar este problema social. La mesa formó parte de las actividades planeadas en el 3er Encuentro Libertad por el Saber que organiza ECN cada año y que en esta ocasión tiene el fin de discutir algunos de los grandes problemas, retos y oportunidades de México.

El también ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) recordó que a lo largo del año se han realizado diferentes conferencias que tuvieron como eje temático la corrupción en distintos aspectos de la sociedad y apuntó que esta mesa es el cierre de ese ciclo: “la mesa de hoy tiene la importancia de tratar este tema tan delicado para la salud pública del país y esperamos encontrar algunas soluciones para contrarrestar y posteriormente erradicar la corrupción”.

Edna Jaime Treviño, directora general de México Evalúa, fue la primera en hablar  y advirtió que la lucha contra la corrupción se encuentra en una trampa debido a que las mismas instituciones que la combaten se encuentran infiltradas por la corrupción, “Necesitamos una intervención externa, algo que desde fuera nos haga posible resolver esta trampa. En buena medida se pensó para el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) la intención de incorporar un elemento externo que pudiera sacarla de la lógica de corrupción-debilidad“.

En este sentido, mostró datos que demuestran los bajos niveles de estado de derecho y altos índices de impunidad de México, por lo que afirmó que en el país existen las leyes y las instituciones para luchar contra la corrupción, pero se tiene una baja eficiencia, debilidad institucional y una fragmentación de esfuerzos. Finalizó al recomendar una pronta implementación del SNA a nivel local y federal, creación de liderazgos políticos, esfuerzos sistemáticos en la implementación de la ley, integración de las instituciones y el fortalecimiento del estado de derecho.

Después fue el turno de Marco Antonio Fernández Martínez, profesor investigador del Tecnológico de Monterrey (ITESM), quien dio un panorama de los retos actuales de la lucha contra la corrupción. Comenzó afirmando que una dificultad inicial es la desconfianza que tiene el ciudadano de las autoridades: “Los mexicanos cuando somos víctimas de delitos, incluyendo los de corrupción, no los denunciamos. Cuando se pregunta por qué es esto se refiere a cuestiones de falta de confianza en la autoridad”.

Explicó que el SNA no puede ponerse en marcha actualmente porque hacen falta los nombramientos del fiscal y los 18 magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, además de señalar la falta de capacitación de los funcionarios para investigar e impartir justicia y ejemplificó con algunos casos como el de Emilio Lozoya con Odebrecht y Rosario Robles en la Sedesol y SEDATU. “Hay una serie de indicadores que demuestran la debilidad de nuestras instituciones encargadas de prevención, investigación y castigo de los actos de corrupción” dijo Fernández Martínez.

Concluyó haciendo recomendaciones puntuales como hacer las designaciones pendientes en el SNA, impulsar un Servicio Profesional de Carrera y un mecanismo para proteger a testigos, profesionalización de instituciones, uso de nuevas tecnologías, vinculación e involucramiento de la ciudadanía y el incremento del estado de derecho, “El reto fundamental que tenemos como país es construir instituciones democráticas, autónomas y eficaces y que se lleve a la justicia a quienes han faltado con el estado de derecho. Aquí no vale rajarse”.

María de la Luz Mijangos Borja, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, fue la última ponente de la mesa y ella expuso sobre la fórmula que genera la corrupción. Aseguró que cuando se tiene poderes sin controles sumado a la impunidad y a la falta de participación ciudadana se crean grandes volúmenes de corrupción, sin embargo, agregó a esta fórmula la cooptación del Estado por poderes fácticos como un nuevo elemento en el actual contexto mexicano: “Con la cooptación se borra la frontera del Estado y del poder fáctico e instrumentaliza al Estado a su favor y hace que las atribuciones de los poderes fácticos sean superiores a los del Estado”.

Finalizó al señalar las complejidades que existen al luchar contra la corrupción y se enfocó en las múltiples variables en las que la prueba de un delito puede ser infiltrada por actos de corrupción, lo que hace que se caigan las acusaciones y la percepción ciudadana de justicia empeore. “Lo que la sociedad presenta como pruebas se ven diluidas por los muchos test que aplica el poder judicial”. Concluyó proponiendo una sinergia de los distintos grupos de la sociedad, el entendimiento del problema como un fenómeno complejo y exhortando al respeto y cuidado de la buena burocracia.

El ministro Cossío abrochó la mesa de discusión haciendo un breve resumen de lo planteado por lo ponentes y aseguró que “el hilo conductor en las tres exposiciones es la pregunta de ¿cómo es posible combatir la corrupción si se carece de competencias técnicas? (...) Para controlar todos los procesos sociales hay que comenzar teniendo un buen servicio profesional en la administración pública”.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional:https://www.youtube.com/watch?v=k35pKwPF8C0



 

Racismo e intolerancia

  • En biología somos conscientes de que debemos de enfrentar el problema del racismo que intenta justificarse genéticamente, y ahí tenemos una tarea en términos de divulgación, de compromiso, del principio básico de la igualdad y de reconocer la extraordinaria plasticidad del cerebro humano: Antonio Lazcano
  • El éxito o fracaso de un individuo o de una población está en su capacidad de resolver problemas: Pablo Rudomin
  • Los procesos de discriminación son la expresión más contundente de la negación del principio de igualdad de la condición humana y reflejan una incapacidad cognitiva, social  y cultural para dar cuenta del otro y de las diferencias: Judit Bokser
  • Hay un divorcio entre la legislación, lo que dice el discurso de las políticas públicas enfocadas al tratamiento de la migración, y las prácticas, que es donde se concreta la postura del Estado y de la sociedad mexicana frente a la presencia de los migrantes: Manuel Ángel Castillo 

En el marco del 3er Encuentro Libertad por el Saber, que este año invita a reflexionar sobre los problemas y las oportunidades del país, El Colegio Nacional (ECN) albergó ayer en la tarde la mesa Racismo e intolerancia, coordinada e impartida por los colegiados Antonio Lazcano y Pablo Rudomin, quien ejerció además de moderador. La mesa contó con la participación de los especialistas Judith Bokser, de la Academia Mexicana de Ciencias, y Manuel Ángel Castillo, de El Colegio de México.

Antonio Lazcano abrió la mesa reflexionando sobre el racismo desde la perspectiva científica, en concreto como se ha utilizado la biología para justificar actitudes discriminatorias o situaciones de facto en términos políticos y sociales. Lazcano apuntó que ya desde que Darwin propone la teoría de la evolución, publicada en 1859 en El origen de las especies, rápidamente es utilizada por algunos sectores “como una forma de justificar la supuesta supremacía económica, social, intelectual y cultural de Europa y, en especial, del mundo anglosajón, con respecto al resto de los pueblos que estaban siendo colonizados. A principios del siglo XX, el redescubrimiento de las leyes de Mendel y de la genética también se usa para justificar políticas de purificación racial, eugenésicas y de segregación.

Con el descubrimiento de la doble hélice del DNA y la demostración de que el DNA es el material genético de los seres vivos, empieza a tomar forma otra dudosa forma de clasificación según un supuesto gen de la inteligencia. Pero tal como señaló el colegiado “este fenómeno tan complejo que es la inteligencia no se puede determinar genéticamente, sino que es un reflejo del desarrollo infantil y otros factores hereditarios, como la cultura, la epigenética e incluso la microbiota”. “En biología somos conscientes de que debemos de enfrentar el problema del racismo que intenta justificarse genéticamente” continuó explicando el integrante de ECN, “y ahí tenemos una tarea en términos de divulgación, de compromiso, de el principio básico de la igualdad y en términos de reconocer la extraordinaria plasticidad del cerebro humano”.

El biólogo finalizó lamentando que los comentarios que se están escuchando recientemente en los medios en contra de los centroamericanos que cruzan la frontera sur del país reflejan “que el racismo sigue siendo una parte constitutiva de la sociedad mexicana, para vergüenza nuestra”.

A continuación tomó la palabra el fisiólogo y neurocientífico Pablo Rudomin, quien realizó una intervención sobre el miedo al conocimiento que ha socavado el avance científico y social a lo largo de la historia de la humanidad.

Según señaló el colegiado, actualmente estamos viviendo un periodo de “explosión de la información”, en el que la información generada por la investigación científica y tecnológica crece exponencialmente, “aunque el aumento de la información no implica necesariamente un aumento del conocimiento, sino que incluso puede conducir a la confusión”, puntualizó el colegiado.

Tal como definió Rudomin, el conocimiento “es un conjunto organizado de datos e información destinados a resolver un problema específico. El éxito o fracaso de un individuo o de una población está en su capacidad de resolver problemas”. El conocimiento permite a las personas y a las sociedades el reaccionar de forma anticipada a los retos del entorno y con ello aumentar las posibilidades de sobrevivencia. Pero, precisamente, el reaccionar en forma anticipada requiere de la toma de decisiones y de ahí surge el miedo al conocimiento, “ya que una decisión equivocada puede acarrear graves consecuencias”. Según desarrolló el colegiado, “es un problema que estamos viviendo con la cuestión del cambio climático: tenemos conocimiento científico para anticipar y saber lo que está ocurriendo, pero nos falta la inteligencia social para abordar la solución de este problema”.

Desde Miguel Servet y Galileo al dilema actual de la ciencia básica contra la ciencia aplicada, el investigador también demostró las dificultades que han sufrido a lo largo de la historia quienes defendieron y defienden el baluarte del conocimiento frente al dogma establecido.

Le siguió en turno la investigadora argentina Judit Bokser, especialista en teoría política y procesos de globalización. Bokser indicó que a lo largo de la historia ha habido un abuso del término racismo y que este se ha utilizado para denominar una serie expresiones de intolerancia inicial, de odio, de marginación, de segregación, de rechazo, de exclusión y sus nexos con distintas formas de manifestaciones culturales y políticas, como pueden ser nacionalismos extremos, xenofobias, populismos y tribalismos étnicos. Tal como expresó la investigadora, “dentro de esta gama el racismo asume extremas expresiones, fundamentalmente la negación de la diversidad, el rechazo a la igualdad y la destrucción de lo otro”.

Bokser también planteó la paradoja actual en la que se están derrumbando viejas fronteras territoriales y culturales y la apertura de nuevos horizontes de vida que conducen al conocimiento y reconocimiento del otro aunque a la vez se estén construyendo nuevos espacios que deslegitiman la diferencia. “Los procesos de discriminación son la expresión más contundente de la negación del principio de igualdad de la condición humana y reflejan una incapacidad cognitiva, social  y cultural para dar cuenta del otro y de las diferencias”.

La académica también realizó una descripción de diferentes casos nacionales, como el de los indígenas, e internacionales, como los copto en Egipto, para reflejar el fenómeno de la discriminación y sus dimensiones y particularidades en distintos  ámbitos y sociedades.

Por último, el ingeniero civil y maestro en desarrollo urbano Manuel Ángel Castillo  cerró la mesa con una exposición sobre los fenómenos migratorios en el contexto mexicano. La movilidad de la población ha estado presente en la historia de México de forma común, según comentó Castillo, quien remarcó que de dicha movilidad “se han invisibilizado algunos procesos que han ayudado y ayudan a ciertos sectores a imponer una visión hegemónica de la sociedad que encubre diferencias y desigualdades”.

Según el ingeniero, en el país existe un doble discurso que por una parte trata de realzar un espíritu de tolerancia y solidaridad que encubre muchas diferencias y desigualdades en el trato que se ha dado a los extranjeros.

“Cuando uno se acerca a analizar procesos específicos se encuentra que hay un divorcio entre lo que dice la legislación, lo que dice el discurso de las políticas públicas enfocadas al tratamiento de la migración, y las prácticas, que es donde se concreta la postura del Estado y de la sociedad mexicana frente a la presencia de los migrantes”.

Castillo concluyó haciendo un llamado a la reflexión crítica sobre las prácticas migratorias. “Hoy tenemos una ley en la que no existen expresiones de desigualdad presentes a lo largo del siglo XX, sin embargo existen todavía amplios márgenes de discrecionalidad que son los que permiten el abuso hacia los migrantes por parte de las autoridades”, ponderó el investigador.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=vsyBValRgNE