Síntesis Informativa - Ciencia, innovación y tecnología

ECN | 2 septiembre 2017
Síntesis Informativa - Ciencia, innovación y tecnología


ECN | 2 septiembre 2017

Simposio Japón-México sobre ciencia, innovación y tecnología 

  • Es de gran interés incrementar la colaboración en ciencia, innovación y tecnología entre Japón y México: Jaime Urrutia Fucugauchi
  • La investigación en iPS abre muchas perspectivas para mejorar la práctica clínica de un gran número de disciplinas: María Elena Medina-Mora

El día de ayer tuvo lugar en El Colegio Nacional (ECN) la conferencia magistral Donor independent Blood Tranfusion System using iPS Cell Technology a cargo del hematólogo y director adjunto del Centro de Investigación para la Aplicación de las Células iPS, Koji Eto. El ingeniero geofísico Jaime Urrutia Fucugauchi, miembro de ECN y de la Academia Mexicana de Ciencias, coordinó el acto. 

Esta ha sido la primera de una serie de conferencias que tienen como motivación el poder trabajar con Japón y estrechar lazos de colaboración en proyectos de investigación científicos, en innovación y tecnología. Estos encuentros son posibles gracias a la participación de El Colegio Nacional, la Secretaría de Salud, la UNAM, la Universidad de Kyoto, la Academia de Ciencias de México, la Academia Nacional de Medicina y las embajadas de ambos países.

Las células madre pluripotentes inducidas, iPS en sus siglas en inglés, son un tipo de células capaces de generar todo tipo de tejidos y que se consiguen a través de un proceso de reprogramación de una célula adulta no pluripotencial (obtenida de cualquier órgano o de la de la sangre). Se ha demostrado que las células iPS son idénticas en muchos aspectos a las células madre embrionarias, ES en sus siglas en inglés. La principal diferencia entre los dos tipos de células radica en que la recolección de ES conlleva la destrucción del embrión, por lo que puede plantear problemas de naturaleza bioética. Además, la obtención de iPS es más accesible, menos costosa y facilita el desarrollo de la investigación con células madre.

Gracias a la aplicación de las iPS se pueden fabricar órganos completos para usar en transplantes y también es posible ensayar posibles tratamientos y fármacos en cultivos in vitro de células con enfermedades, como la esclerosis múltiple, antes de aplicarlos a los pacientes. Asimismo, las células pluripotentes inducidas se usan en la investigación para la prevención del cáncer, para regenerar y expandir los linfocitos T, que son las células que intervienen en la inmunidad contra los tumores cancerosos.

Las investigaciones del hematólogo Koji Eto se centran en conseguir que la aplicación de las iPS en medicina y farmacología sea exitosa a escala industrial. En concreto, el investigador se dedica al campo de la producción de componentes sanguíneos, entre ellos, las plaquetas. Las plaquetas no tienen núcleo y no se pueden cultivar como otros tipos de células, pero se pueden conseguir a través de los miocardiocitos.

Tal como explicó Eto, en un futuro próximo la donación de sangre será insuficiente frente a la creciente demanda de trasfusiones, y las plaquetas obtenidas a partir de células pluripotentes inducidas pueden resolver la escasez en los bancos de sangre. La conservación de las plaquetas es sólo de cuatro días y no se pueden congelar, como sí es el caso del plasma, cuyo tiempo de subsistencia puede llegar al año en condiciones de 20º bajo cero.

Durante el panel de discusión posterior a la charla, los participantes de la mesa detallaron las posibles oportunidades de colaboración entre las distintas instituciones de México y Japón en el campo de la medicina y de las ciencias en general. Formaron parte del diálogo los miembros de ECN María Elena Medina-Mora y Ranulfo Romo, Guillermo Ruiz-Palacios, titular de la comisión coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud, Marcia Hiriart, directora del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, Teresa Corona, del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía y Rubén Argüero, cirujano cardiotorácico y de pulmón, además del propio Koji Eto.

María Elena Medina-Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, destacó que el tema de la conferencia “abre muchas perspectivas para mejorar la práctica clínica de un gran número de disciplinas”. La psicóloga especificó que la posibilidad de contar con mejores medicamentos gracias a la aplicación de las iPS sería una gran oportunidad para incrementar los avances en el campo de la psiquiatría en México.

Por su parte, Ranulfo Romo subrayó la voluntad de El Colegio Nacional de traspasar fronteras y tener acuerdos culturales y científicos con otras instituciones a nivel internacional.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacionalhttps://www.youtube.com/watch?v=2rgP1QcryTk