Síntesis Informativa - Corrupción como fenómeno social

ECN | 7 marzo 2018
Síntesis Informativa - Corrupción como fenómeno social

 

ECN | 7 marzo 2018

Los problemas nacionales y el derecho | La corrupción. Corrupción como fenómeno social 

  • Actualmente el entramado financiero global es tan complejo que las posibilidades de los estados nacionales de hacer frente solos a las redes de corrupción son muy precarias: José Ramón Cossío
  • Para combatir la corrupción de manera eficaz es imprescindible reconocer la importancia de políticas que fortalezcan a lo público frente a la privatización rampante del capitalismo salvaje, y realizar un análisis del sistema de tributación y de cómo se financian los gobiernos: Claudio Lomnitz
  • No hay manera mediante la cual podamos combatir la corrupción que afecta a todos, si no es a través de un gran pacto nacional con una participación social muy fuerte: Jacqueline Peschard

Como parte del ciclo Los problemas nacionales y el derecho. La corrupción, coordinado por José Ramón Cossío, miembro de El Colegio Nacional (ECN), esta institución albergó la tarde de ayer la conferencia Corrupción como fenómeno social, la cual contó con la participación del coordinador así como con el antropólogo Claudio Lomnitz, del Departamento de Antropología de la Universidad de Columbia y de la socióloga Jacqueline Peschard, del Seminario Universitario de Transparencia de la UNAM.

“Por la dimensión que ha tomado este problema en nuestro país, por el interés de la sociedad y por la relevancia social, cultural, económica del mismo, debemos tratar de entender qué es lo que provoca la corrupción”, mencionó Cossío en su presentación de la actividad, durante la cual los expertos trataron de arrojar luz sobre las causas  históricas y políticas del complicado fenómeno.

El jurista destacó la importancia del cambio en la forma en que se están presentando las corrupciones en el mundo y subrayó la dificultad creciente de enfrentar el fenómeno en un sentido nacional. “La globalidad adoptó, después del neoliberalismo una forma adicional de complejidad enorme. Actualmente, el entramado financiero global es tan complejo que las posibilidades de los estados nacionales de hacer frente solos a las redes de corrupción son muy precarias”, apuntó el miembro de ECN.

Cossío también advirtió sobre los riesgos de moralizar el combate contra la corrupción, “porque se pasa muy deprisa de la moral al linchamiento, corriendo el peligro de construir una moral pública que no necesariamente se acople al derecho”.

El antropólogo Claudio Lomnitz comentó los aspectos sistémicos de la corrupción en la historia contemporánea de México, abarcando el sistema político posrevolucionario hasta la época de las reformas gubernamentales y económicas de los años 80 y 90, que empezaron con el sexenio de Miguel de la Madrid.

Según Lomnitz, en el antiguo régimen la corrupción era una estrategia de gobierno implementada de manera informal a nivel sistémico, y relacionó este aspecto con el sistema tributario mexicano. “México ha sido y es uno de los países de América que recoge menos impuestos y, es a partir del gobierno del general Lázaro Cárdenas, con la expropiación petrolera, que el Estado mexicano comenzó a financiarse desproporcionadamente de los créditos del petróleo y mantuvo una política en la que cobraba muy pocos impuestos”. La alternativa para mantener un sistema de servicios eficaz en el que se pudiera exigir limpieza hubiera tenido que pasar, según Lomnitz, “por una reforma tributaria profunda a la que la sociedad mexicana se resistió siempre y que el gobierno no quiso imponer”.

Las reformas de los años 80 buscaron adelgazar” el Estado mediante la privatización de funciones anteriormente monopolizadas por éste. La venta masiva de empresas descentralizadas, la ampliación de los derechos de propiedad privada y el uso de servicios privados para complementar el trabajo del estado dieron paso a nuevas formas de corrupción que se concentraban, por ejemplo, en la licitaciones para contratos gubernamentales. “Estas modalidades de corrupción características de la era neoliberal implican arreglos de cúpula, la corrupción se queda en actores políticos encumbrados”, puntualizó Lomnitz.

El académico finalizó exponiendo que para combatir la corrupción de manera eficaz es imprescindible “reconocer la importancia de políticas que fortalezcan a lo público frente a la privatización rampante del capitalismo salvaje, y realizar un análisis del sistema de tributación y de cómo se financian los gobiernos”.

En su intervención, Jacqueline Peschard destacó el carácter global del fenómeno, “que  actualmente rebasa las fronteras nacionales”. “La corrupción genera una serie de impactos y construyen en la sociedad una suerte de tolerancia”, denunció la socióloga.

Desde la perspectiva mexicana, Peschard destacó que los aspectos sistémicos y endémicos de la corrupción afectan a las relaciones de los mexicanos con el Estado. “Nosotros identificamos esto como un problema que se genera dentro de las esferas de las instituciones públicas y sus deficiencias”, detalló la socióloga, “pero es en la relación de mutuo beneficio entre el sector privado y el público donde se generan los entramados de corrupción”.

Peschard alegó que son necesarias sanciones que inhiban los actos de esta relación de mutuo beneficio, para que sea más costoso utilizar los atajos de la corrupción que seguir los procedimientos legalmente establecidos ,y continuó remarcando la necesidad de un gran acuerdo político y público entre los distintos sectores del poder y los sectores privados, junto con una enorme participación de la sociedad. “No hay manera mediante la cual podamos combatir la corrupción que afecta a todos si no es a través de un gran pacto nacional con una implicación social muy fuerte”, concluyó la socióloga.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=eeY_wQSlYOI