Síntesis Informativa - El combate a la corrupción desde el Poder Judicial: Caso Brasil

ECN | 28 febrero 2018
Síntesis Informativa - El combate a la corrupción desde el Poder Judicial: Caso Brasil

 

ECN | 28 febrero 2018

Los problemas nacionales y el derecho | La corrupción | 1. El combate a la corrupción desde el Poder Judicial: Caso Brasil

  • Sería riesgoso socialmente que los jueces tuviéramos la facultad de iniciar procesos sin mediación de la fiscalía, podría acabar destruyendo cualquier sistema jurídico e, incluso, el orden social: José Ramón Cossío
  • Para combatir la corrupción son imprescindibles la independencia judicial y del Ministerio Público: Sergio Fernando Moro
  • Si un político comete un crimen no debe escapar impune sólo por ser político, la ley vale para todos: Sergio Fernando Moro

Como parte del ciclo Los problemas nacionales y el derecho: la corrupción, coordinado por el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación José Ramón Cossío, El Colegio Nacional (ECN) albergó en la tarde de ayer la conferencia El combate a la corrupción desde el Poder Judicial: Caso Brasil, que contó con la participación del magistrado brasileño Sergio Fernando Moro, quien condujo importantes casos contra la corrupción en su país, como el de Banestado, la Operación Autolavado (Operação Lava Jato) y el escándalo de Mensalão, entre otros; así como de la académica María Amparo Casar, cofundadora y presidenta ejecutiva de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, A.C.  

En la presentación del ciclo, Cossío, miembro de ECN, anunció que a lo largo del año se tratarán temas referentes a la corrupción desde el punto de vista de la actividad jurisdiccional. El jurista quiso aclarar que, ante la corrupción, en el sistema mexicano “los jueces sólo podemos conocer aquello que nos presentan las partes. Sería riesgoso socialmente que nosotros tuviéramos la facultad de iniciar procesos sin mediación de la fiscalía, podría acabar destruyendo cualquier sistema jurídico e, incluso, el orden social”.

Figura de gran importancia por la lucha que ha llevado a cabo desde el poder judicial brasileño en contra de actos de corrupción, tanto de la delincuencia organizada como de las élites económicas y políticas, el juez Sergio Fernando Moro compartió su experiencia en el enfrentamiento contra este tipo de crímenes.

Moro fue juez de primera instancia en el caso Operación Lava Jato, una de las mayores investigaciones de corrupción de la historia de Brasil que involucró varias acusaciones criminales y procesos judiciales. Tras la indagación de un esquema de lavado de dinero, se descubrió que existía una práctica sistemática de pago de sobornos en contratos de Petrobras, empresa petrolera estatal brasileña creada en 1953, equivalente a Pemex. El esquema de corrupción sustentado en Petrobras desvió más de 1000 millones de dólares de las arcas públicas brasileñas entre 2006 y 2014. La trama conducida por el juez Moro también destapó que empresas constructoras pagaban sobreprecios para obtener contratos con la empresa petrolera, y que el dinero ilícito financió al entonces gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y a otros grupos políticos. Actualmente hay más de 70 acciones penales propuestas por el Ministerio Público brasileño contra 279 acusados. Cerca de 38 de estos casos ya fueron juzgados y 118 personas condenadas por corrupción están cumpliendo prisión.

“Brasil tiene una débil tradición en la aplicación de la ley para este tipo de criminalidad económica y, este caso y algunos anteriores, como el de Mensalão en 2012, reflejan que el país está pasando de un sistema de impunidad a uno de responsabilización”, apuntó el magistrado.

El juez señaló que para combatir la corrupción “son imprescindibles la independencia judicial y del Ministerio Público, así como la cooperación jurídica internacional cuando necesaria y el apoyo de la opinión pública.”

Moro también se definió sobre las acusaciones que frecuentemente reciben los jueces de estar politizando la justicia cuando procesan a miembros de partidos políticos. “Son los propios políticos los que criminalizan la política”, remarcó el magistrado, “si un político comete un crimen no debe escapar impune solo por ser político; la ley vale para todos”.

Durante su participación, el juez Moro fue increpado en varias ocasiones por activistas brasileños, que acudieron al acto con pancartas denunciando la selectividad y la parcialidad de los procedimientos jurídicos en el caso Lava Jato.

Por último, la académica María Amparo Casar comentó acerca del momento crítico que está atravesando México en términos de corrupción e impunidad. Casar lamentó que estos fenómenos “tienen que ver, en buena medida, con la Procuraduría General de la República, que depende formal y realmente del poder ejecutivo y ha sido tradicionalmente, y sigue siendo, una institución para premiar o castigar a los amigos o enemigos del partido y del presidente en turno”. 

Para concluir, la académica denunció que “el avance en la Suprema Corte de Justicia ha sido mucho, pero es solo la élite del Poder Judicial. Hacia abajo hay mucha opacidad y corrupción que acaba convirtiéndose en impunidad para aquellos que pueden comprar la justicia”. 

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https: //www.youtube.com/watch?v=l-wW7DhRFJA