Síntesis informativa - "En el jardín azul de tu extravío". Amado Nervo y la canción romántica

Colnal | 25 mayo 2019
Síntesis informativa -  "En el jardín azul de tu extravío". Amado Nervo y la canción romántica

Colnal | 25 mayo 2019

 

"En el jardín azul de tu extravío". Amado Nervo y la canción romántica

El poeta se hablaba de tú con la muerte y se atrevió a desafiarla y a embellecerla por escrito: Juan Villoro

Nervo es el acento más alto del modernismo hispanoamericano: Vicente Quirarte

 

Los integrantes de El Colegio Nacional (Colnal) Vicente Quirarte y Juan Villoro, en colaboración con el académico Gustavo Jiménez Aguirre, organizaron este sábado la conferencia-concierto "En el jardín azul de tu extravío". Amado Nervo y la canción romántica. A manera de introducción, el poeta Vicente Quirarte dijo que “Nervo es el acento más alto del modernismo hispanoamericano, pero como bien lo dice José Emilio Pacheco, ilustre miembro de este Colegio, el modernismo fue nuestro auténtico romanticismo. Nervo no sólo permea en su momento, sino que llega hasta nosotros”.

Juan Villoro tomó la palabra e hizo un resumen de la vida de Amado Nervo, desde su nacimiento en Nayarit hasta su muerte en Uruguay, y apuntó que ”la música y la poesía surgieron para suspender por un tiempo los trabajos de la muerte (...) Todo en Nervo apuntaba a volverse mítico, póstumo, la leyenda del poeta se perfeccionó con este último amorío, pues Carmen de la Serna sería la tía del Che Guevara”. El escritor continuó recordando a Nervo con sus trabajos como colaborador en revistas de España y Argentina, diplomático, promotor cultural y comentarista deportivo. El colegiado finalizó su primera intervención al reafirmar la importancia de ser cursi y exagerado en algunos momentos.

Enseguida comenzó la interpretación musical a cargo de Guillermo Zapata, El Caudillo del Son (arreglos y guitarra), Hernán Bravo Varela (voz), Armando Correa (bajo) y Pepe Vallejo Jr. (percusiones). La primera canción que tocó el grupo fue Nunca, canto al amor imposible de Guty Cárdenas y Ricardo López Méndez. Posteriormente, Villoro y Bravo Varela leyeron en voz alta el texto escrito por el también colegiado José Emilio Pacheco, que imagina una conversación entre Amado Nervo y Ramón López Velarde.

El autor de El testigo subrayó que en el México en el que vivió el poeta homenajeado había más iglesias que escuelas, sin embargo, su obra ayudó a que los recitales de poesía compitieran con la religión: “notable declamador, Nervo escribió para ser leído en voz alta”. El colegiado reconoció el buen trabajo realizado por Nervo, pese a las precarias condiciones en las que laboraba. Después, Bravo Varela y Villoro leyeron algunos versos del poeta y se interpretó una canción más.

Villoro abordó la obra de Agustín Lara, influenciada por los versos de Nervo, y señaló que una coincidencia entre Nervo y Lara es la manera en percibían a las mujeres. Más adelante, Bravo Varela leyó "Pasas por el abismo de mis tristezas" del libro Los jardines interiores de Amado Nervo e interpretó, junto con los músicos, "Hastío" de Agustín Lara. Al hablar de la gran capacidad rítmica de los versos de Nervo, Villoro dijo que “el poeta comunicaba más allá de las palabras como sucede con la melodía. Por otra parte, el ritmo de las estrofas ayudaba a memorizarlas. Recitar es un acto de cultura de primera magnitud. Quien repite en voz alta lo que atesora en su interior mantiene viva una tradición”.

El integrante del Colnal celebró que Nervo haya influenciado el arte y la cultura popular de México y destacó trabajos de vanguardia como "Andrógino"poema que fue declamado por Bravo Varela. Al respecto, Villoro comentó que “Nervo hace un apasionado encomio de sus ambiguos encantos, esta insólita renovación del erotismo alcanza sus mejores momentos en las novelas cortas del poeta (...) Nervo busca entrar en el claustro femenino, no para profanarlo, sino para comprenderlo en íntima complicidad, para ser otro por medio de la mujer”. El cronista colegiado mencionó la importancia de los colores en la obra de Nervo, en especial el azul, y enseguida el grupo musical tocó "La gloria eres tú" de José Antonio Méndez.

Villoro prosiguió la ponencia refiriéndose al misterio de la vida amorosa de Nervo: “Durante 10 años vivió en forma clandestina con Ana Cecilia Dailliez que al morir se convertiría en la musa necrológica que inspiró La amada inmóvilNervo recorría el gran mundo como amante de todas y ninguna, el galán perfecto que no cancela sus posibilidades al preferir a alguien y cubre su auténtica pasión con un tupido velo”. Nuevamente, Villoro y Bravo Varela leyeron un poema de Nervo, que en esta ocasión fue "¿Quién es Damiana?" Posteriormente, Villoro leyó el poema "El día que me quieras" de Nervo y apuntó que inspiró a varios músicos, entre ellos a Carlos Gardel.

El colegiado advirtió que Nervo tenía un lenguaje que lo acercaba a todas las personas: “Nervo se orienta hacia lo popular en una época en que la poesía goza del prestigio de lo sublime, de lo que está radicalmente aparte”. Villoro mencionó que la siguiente canción fue escrita por el poeta Carlos Pellicer y se llama "Para decir adios"Después, el colegiado leyó el poema de "La tonta" y advirtió que el grado máximo de sencillez de Nervo se plasmó en ese poema. El integrante del Colnal concluyó que fue hasta la muerte de Juan Gabriel que se superó el número de asistentes del funeral de Nervo: “La poesía que no es de nadie encuentra formas populares de expresarse, para que aspirar con lo posible si podemos  soñar con lo intangible”. Al final, el grupo interpretó "Amor Eterno".

 

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=vv_TwgjDSnc

 

¿Quieres recibir nuestro boletín semanal?  

Da clic aquí