Síntesis Informativa - EVO / DEVO: Evolución, Diferenciación y desarrollo (Día 1)

ECN | 30 octubre 2018
Síntesis Informativa - EVO / DEVO: Evolución, Diferenciación y desarrollo (Día 1)

 

ECN | 30 octubre 2018

EVO / DEVO: Evolución, Diferenciación y desarrollo | Mesas redondas

  • Los cloroplastos además de hacer la fotosíntesis también funcionan como nodos metabólicos en el desarrollo de la planta y por lo tanto tienen interés biotecnológico: Patricia León Mejía
  • La idea de transmitir señales epigenéticas a través de múltiples generaciones favorece el planteamiento Lamarckiano de la posibilidad de heredar rasgos adquiridos: Félix Recillas
  • EvoDevo es uno de los grandes problemas de la biología evolutiva contemporánea, un problema que tiene una serie de ramificaciones incluyendo algunas patologías que afectan a los humanos, como el cáncer o los defectos congénitos: Antonio Lazcano

El Colegio Nacional (ECN) celebró ayer la primera de una serie de tres mesas redondas dedicadas a la biología bajo el título EvoDevo: Evolución, diferenciación y desarrollo, coordinadas por los colegiados Antonio Lazcano y José Sarukhán.

Lazcano, quien moderó la mesa de esta primera sesión, definió EvoDevo como  “uno de los grandes problemas de la biología evolutiva contemporánea, un problema que tiene una serie de ramificaciones incluyendo algunas patologías que afectan a los humanos, como el cáncer o los defectos congénitos”. El término EvoDevo se refiere al problema de desarrollo de la evolución de la diferenciación tisular, es decir de la diferenciación de órganos, sobretodo en animales y plantas. El énfasis en animales y plantas se debe a que “de todos los grupos biológicos que conocemos, son los dos grandes reinos con el mayor el nivel de diferenciación tisular”, especificó el integrante de ECN. 

La primera intervención de la tarde estuvo a cargo de Patricia León Mejía, del Instituto de Biotecnología de la UNAM, quien profundizó en la explicación de los cloroplastos y por qué estos influyen en el desarrollo de las plantas.

León Mejía quiso remarcar que “una de las características más sobresalientes de las plantas es  la capacidad de estos organismos para poder producir sus propios esqueletos de carbono” y señaló que, de hecho, “todos nuestros esqueletos carbonados de alguna manera provienen de la fotosíntesis”. Este proceso de la fotosíntesis se produce en los organelos llamados cloroplastos, que además también funcionan como nodos metabólicos en el desarrollo de la planta, “y por lo tanto tienen interés biotecnológico”, detalló la bióloga. 

Dentro de estos organelos se sintetizan una cantidad impresionante de compuestos como vitaminas, hormonas y miles de metabolitos secundarios como el taxol. Los cloroplastos son el resultado de un procesos de simbiosis que se llevó a cabo entre una célula eucariotica y una bacteria fotosintética del tipo cianobacteria, alrededor de 1.5 billones de años atrás. A través de este proceso se pudo dar pie al linaje de las plantas y las algas.

Todas las células vegetales contienen plástidos que provienen de este evento de endosimbiosis, que tienen funciones muy variadas y dependiendo de las condiciones medioambientales pueden diferenciarse a cloroplastos, cromoplastos, amiloplastos, etc.

León Mejía explicó que “existe un diálogo continuo entre el plástido y el núcleo  de la célula que es esencial tanto para el desarrollo del cloroplasto y de los plástidos como para el desarrollo de la planta”.

A continuación tomó la palabra Félix Recillas, Director del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, quien elaboró una plática sobre la cromatina, su diferenciación, desarrollo, epigenética y evolución.

Recillas describió que el genoma  no está desnudo en el interior del núcleo celular, sino que está organizado en una serie interacciones de proteínas que forman niveles de organización, llegando al nivel máximo que es el cromosoma metafásico. Estas proteínas son cuatro (H3, H4, H2A, H2B) que por pares forman ocho interacciones que en su conjunto llamamos nucleosomas.

El biólogo explicó que es necesario organizar el genoma en cromatina porque “básicamente, el genoma evolutivamente también fue creciendo en términos de una cierta relación con la complejidad de los organismos, y fue necesario que estuvieran contenidos al interior del núcleo de la célula”. Desde el punto de vista de la diferenciación celular, el aspecto fundamental es la interrelación estricta entre genoma (ADN) y epigenoma (genoma organizado en cromatina). “Para un mismo genoma, la diferenciación y la organización de genoma en cromatina modula la expresión genética”, especificó Recillas.

El investigador también habló sobre los efectos transgeneracionales, que son aquellos cambios en el fenotipo (o patrones de expresión génica) que son identificables a través de más de una generación y que no pueden ser explicados por una segregación Mendeliana clásica, y planteó que la epigenética debía verse como un fenómeno Lamarckiano, “la idea de transmitir señales epigenéticas a través de múltiples generaciones favorece el planteamiento Lamarckiano de la posibilidad de heredar rasgos adquiridos”, puntualizó. 

Este martes 30 de octubre a las 18:00 tendrá lugar en la sede de El Colegio Nacional la segunda mesa de EvoDevo: Evolución, diferenciación y desarrollo, que contará con la participación de Elena Álvarez-Buylla, del Instituto de Ecología de la UNAM, y de Shahragim Tajbakhsh, del Institut Pasteur de París.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=MXLA0bBNaqM