Síntesis Informativa - Felix Mendelssohn (1809 -1847) | Músicos y medicina

ECN | 8 agosto 2018
Síntesis Informativa - Felix Mendelssohn (1809 -1847) | Músicos y medicina


ECN | 8 agosto 2018

Felix Mendelssohn (1809 -1847) | Músicos y medicina | Conferencia-concierto | sexto ciclo - 2018

  • Mendelssohn fue uno de los genios precoces más notables de la historia del arte: Adolfo Martínez Palomo
  • La música de Mendelssohn confirma día a día su verdadera dimensión como uno de los más grandes compositores del siglo XIX: Adolfo Martínez Palomo 

En el marco del ciclo de conferencias-concierto Músicos y Medicina, dedicado al análisis de las historias clínicas de grandes compositores así como a la muestra de sus obras, El Colegio Nacional (ECN) albergó la tarde de ayer la sesión dedicada al compositor alemán Felix Mendelssohn (1809-1847). El acto fue coordinado e impartido por el médico e investigador Adolfo Martínez Palomo, integrante de ECN.

Mendelssohn nació en Hamburgo en el seno de una familia judía y bien situada económicamente. Sus padres, el banquero Abraham Mendelssohn y Lea Salomon,  procuró para sus hijos una esmerada educación y los bautizaron en el protestantismo,  hecho extremadamente inusual pero que se entiende porque en la época los judíos deseaban asimilarse como alemanes.

Tanto Felix como su hermana mayor Fanny demostraron desde la infancia dotes sobresalientes como pianistas y para la composición. “Mendelssohn fue uno de los genios precoces más notables de la historia del arte”, indicó el colegiado, describiéndole además como un extraordinario pianista, organista y director de orquesta.

A los nueve años, Mendelssohn escribió y dirigió sus primeras composiciones, y entre los 11 y los 13 compuso más de 100 piezas de formas variadas, desde música de cámara, hasta conciertos, óperas y lieder. A los 16 años escribió dos obras que le hicieron famoso: el Octeto para cuerdas en Mi bemol Mayor, Op. 20 y la obertura de Un sueño de una noche de verano, obra que no completaría hasta 16 años después. Su fama internacional se consolidó cuatro años después, cuando dirigió La Pasión según San Mateo de Bach. “Una de las cosas más importantes que hizo Mendelssohn fue revivir la importancia de Bach como cumbre de la música clásica”, especificó Martínez Palomo.

Lamentablemente, mientras la carrera de Felix se consolidaba, su hermana Fanny fue obligada a abandonar sus aspiraciones musicales por orden de su padre. Aún así, ella siguió componiendo en secreto y hoy en día es considerada como una de las grandes creadoras de la historia de la música.

“La historia de Felix Mendelssohn, que puede ser juzgada superficialmente en algunas biografías de plácida y bendecida, oculta la tragedia de un genio con salud frágil”, reveló el integrante de ECN, quien expuso que el compositor alemán empezó a sufrir de dolores de cabeza a los 18 años, molestias que aumentarían en frecuencia y severidad con el  paso del tiempo.

En uno de sus viajes a Inglaterra sufrió un grave accidente que le dejó lesiones en manos y rodillas, por lo cual tuvo que permanecer en cama por dos meses, con un tratamiento a base de purgantes, dieta y sangrías. A su regreso a Berlín contrajo sarampión, aunque afortunadamente no le dejó secuelas.

A los 26 años le ofrecieron la Dirección del Conservatorio de Leipzig, y posteriormente contrajo matrimonio con Cécile Charlotte Sophie Jeanrenaud, con la que tuvo cinco hijos. A medida que aumentaba sus actividades profesionales, Mendelssohn empezó a mostrar signos de cansancio y debilidad, y los médicos le recomendaron descanso. En una excursión al río sufrió un desmayo mientras nadaba y tuvo que ser rescatado. Permaneció inconsciente y con convulsiones por varias horas. Por culpa de este episodio, sus dolores de cabeza aumentaron de intensidad.

A finales de 1846, cuando el compositor contaba solo la edad de 37 años, los médicos le aconsejaron poner fin a sus actividades públicas como director y como pianista. Su deteriorado estado de salud y la repentina muerte de su hermana, ocurrida en 1847, hicieron mella en Mendelssohn, quien no tardó en sufrir accesos de enfriamiento de manos y pies, delirios y agitación cardiaca. El 1 de noviembre de 1847 cayó inconsciente debido a un infarto cerebral que le dejó parcialmente paralizado, víctima de atroces dolores de cabeza. Después de varios días de dolorosa agonía, murió el 4 de noviembre.

“Probablemente la causa de la muerte fue hemorragia subaracnoidea por ruptura de un aneurisma cerebral que sangró en varias ocasiones”, estableció Martínez Palomo, quien explicó que los neurólogos han estado muy interesados en este caso, ya que la misma causa fue motivo de muerte para varios miembros de la misma familia, lo cual es altamente inusual.

Para concluir, el colegiado señaló que Mendelsshon “produjo composiciones perfectas en múltiples formas y su música emana energía, ebullición, invención, sensibilidad, estilo y personalidad. Su música confirma día a día su verdadera dimensión como uno de los más grandes compositores del siglo XIX”.

Posteriormente, la Camerata Metropolitana, cuya dirección está a cargo del violinista y director de orquesta Humberto López Sánchéz, interpretó las siguientes obras: Nach Süden, Op. 10, No.1 y Gondellied: “O komm zu mir” Op. 1,  No. 6 de Fanny Mendelssohn-Hensel; Auf Flügeln des Gesanges, Op. 34, No. 2 y  Nachtlied Op. 34,  No. 2 y los duetos Abschiedslied der Zugvögel, Op. 63, No. 2 y  Herbstlied Op. 63, No. 4 de Felix Mendelssohn. 

La próxima sesión del ciclo, en la que se analizará al compositor Franz Liszt, se llevará a cabo el miércoles 5 de septiembre a las 19 h en El Colegio Nacional (Donceles 104, Centro Histórico).

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=bUWcnq0Z6YA