Síntesis informativa - Ingreso de Christopher Domínguez Michael a ECN

ECN | 4 noviembre 2017
Síntesis informativa - Ingreso de Christopher Domínguez Michael a ECN

ECN | 4 noviembre 2017

INGRESA CHRISTOPHER DOMÍNGUEZ MICHAEL A EL COLEGIO NACIONAL

  • Ser crítico literario en México es un orgullo y una responsabilidad, pues la nuestra es una de las grandes literaturas contemporáneas: Christopher Domínguez Michael
  • Mi feminismo es el clásico, basado en la igualdad y no en la diferencia: Christopher Domínguez Michael 

Ayer en la tarde tuvo lugar la lección inaugural de Christopher Domínguez Michael con motivo de su ingreso a El Colegio Nacional (ECN), contando con las intervención del presidente en turno de la institución, el astrónomo Manuel Peimbert Sierra, y siendo respondido su discurso por el ingeniero, escritor e historiador Enrique Krauze, miembro de ECN.

Destacado crítico literario e historiador de la literatura, Christopher Domínguez Michael es autor, entre otros títulos, de Vida de Fray Servando (2004), Antología de la narrativa mexicana del siglo XX (1989 y 1991) y Octavio Paz en su siglo (2014), además de haber escrito “más de 2000 artículos de crítica e historia literaria, un gran número de prólogos y capítulos en libros colectivos”, tal como destacó Peimbert Sierra al presentarlo.

En su lección inaugural titulada ¿Qué es un crítico literario?, Christopher Domínguez Michael reflexionó sobre su oficio, su función en la literatura y su compromiso intelectual con el mundo. “La figura del crítico, su función, es esquiva y equívoca”, discurrió el escritor, “y a diferencia de otros oficios, el crítico literario exige una permanente explicación de qué es y cómo se ejerce”.

El nuevo miembro de ECN remarcó que los críticos deben predicar con “un doble ejemplo: escribir mejor que aquellos a quienes denuestan y nunca olvidar su obligación de tocar tierra con el rigor histórico y filológico.” Domínguez Michael afirmó además que “la crítica y la creación no son equivalentes: primero está la creación”.

También explicó que el juicio sobre las obras literarias es “la más elemental de las funciones de un crítico”, y que deben prevalecer la cultura humanística, la percepción estética y el calado histórico en la ejecución del oficio. “En el crítico literario siempre hay un pedagogo", señaló el miembro de ECN.

A lo largo de su discurso, Christopher Domínguez Michael también platicó sobre su posición liberal en la política, definiéndose como “un crítico politizado”, el riesgo de la opinión libre y la influencia del dicterio de las redes sociales, “donde las ideas se confunden con los hechos, y los autores son despachados, fuera de contexto, en 140 caracteres”. Esta práctica, según el escritor, “atenta contra la reflexión pausada y el silencio a profundidad requeridos por la lectura”. “Criticar no es denostar ni calumniar”, siguió razonando el miembro de ECN, “sino argumentar en público y en extenso.”

En el mismo tono, Domínguez Michael aseguró que su "feminismo es el clásico, basado en la igualdad y no en la diferencia", el cual se ve reflejado en sus críticas sobre escritoras mexicanas. "En una literatura, que se convertiría en la mexicana, fundada por una mujer, Sor Juana Inés de la Cruz, un crítico literario como yo no podía sino ser un recurrente comentarista de nuestras escritoras", explicó.

Refiriéndose a México en la conclusión de su lección, Domínguez Michael afirmó que “ser crítico literario aquí es un orgullo y una responsabilidad, pues la nuestra es una de las grandes literaturas contemporáneas”.

En su respuesta, Enrique Krauze destacó la importancia de la obra de Domínguez Michael y detalló que “el Christopher que admiro más es el Belinski [sic. Visarión Belinski, crítico literario ruso] que lleva dentro: irrefutable, apasionado, combativo, casi panfletario. Lo necesitaremos mucho en los tiempos que vienen”.

El Colegio Nacional es una comunidad de cultura al servicio de la sociedad que ha agrupado a nuestros más destacados valores en la filosofía, la ciencia, las humanidades, las letras y las artes, y en cuyo seno han estado representadas las más diversas corrientes de pensamiento y los ámbitos del conocimiento, con estricta exclusión de todo interés ligado a la política militante. Entre los 101 miembros que han ingresado antes que Domínguez Michael, ha habido 72 premios nacionales de ciencias y artes, los tres premios Nobel mexicanos, seis premios Príncipe de Asturias, cuatro premios Cervantes, dos premios en ciencias de la UNESCO y muchos más.

La misión de El Colegio Nacional es hacer posible que sus integrantes impartan las enseñanzas que representen a la cultura científica, filosófica, humanística, artística y literaria a todos los mexicanos, en especial a quienes estén impedidos de concurrir a los centros escolares en que normalmente se imparten o bien, a aquellos ya iniciados en ciertas disciplinas que busquen su perfeccionamiento, en contacto regular e íntimo y de manera libre y gratuita, sin las limitaciones, requisitos y modalidades que los planes, programas y métodos imponen a las instituciones universitarias, esforzándose en afirmar, mediante la divulgación del conocimiento, la conciencia de la nación.  

Para ello, El Colegio Nacional ofrece lecciones, conferencias, conciertos, mesas redondas, simposios multidisciplinarios, exposiciones y un sinnúmero de actividades académicas y culturales en todo México y más allá de sus fronteras, además de publicar libros de las distintas disciplinas representadas en él así como de divulgación científica y humanística, realizar producciones televisivas y para plataformas de Internet y preservar un amplio acervo documental y bibliográfico especializado en la obra de sus integrantes.

Puede consultar la actividad completa en el canal de El Colegio Nacional en YouTubehttps://www.youtube.com/watch?v=yPwCJ00xw0E