Síntesis Informativa - Integral de los cuartetos de cuerda de Beethoven

ECN | 25 abril 2018
Síntesis Informativa - Integral de los cuartetos de cuerda de Beethoven

 

ECN | 25 abril 2018

Integral de los cuartetos de cuerda de Beethoven | Ciclo de conciertos 

  • Con sus últimos cuartetos, Beethoven renueva completamente la escritura cuartetística dando lugar a innovaciones propias del siglo XX: Mario Lavista

Ayer en la tarde El Colegio Nacional (ECN) ofreció la cuarta sesión del ciclo de conciertos Integral de los cuartetos de cuerda de Beethoven, bajo la coordinación del músico y compositor Mario Lavista, integrante de la institución.

Los asistentes pudieron disfrutar de la interpretación del Cuarteto en Fa menos, Op. 95, Quartetto serioso y del Cuarteto en Mi bemol mayor, Op. 127, a cargo del conjunto Cuarteto José White, formado por Sílvia Santa María Guerrero, Cecilia García, Sergio Carrillo y Orlando Espinosa.

En su presentación, Lavista describió y contextualizó las piezas que formaron parte del concierto, empezando por el Op. 95, que compuso en 1810 y pertenece a la época intermedia de la carrera del compositor alemán junto con los tres cuartetos Op. 59 y el Op. 74. 

Según el colegiado, antes de componer este cuarteto Beethoven acababa de escribir algunas de sus obras más conocidas, como su Concierto para piano n.º 4 y el célebre Concierto para piano n.º 5, conocido popularmente como El Emperador.

Durante la primera década del siglo XIX también escribió sus famosas sonatas Waldstein y Appassionata, y su sinfonía Heroica, la cual, a juicio de Lavista “es la obra que abre las puertas al siglo XIX”. En esta obra, Beethoven lleva a cabo una serie de innovaciones de tipo formal que van a ser muy importantes en toda su producción de esta década. Una de ellas es la renovación de la forma sonata, una forma heredada de los clásicos vieneses, principalmente de Mozart y de Haydn, y que Beethoven transforma en una forma de cuatro partes. También convierte el minueto en un scherzo, ampliando su duración y la de otras formas clásicas como el  adagio. “El Op. 95 no es más que una demostración de todas estas innovaciones que Beethoven implementó empezando el siglo”, sintetizó Lavista.

Después de terminar estos cinco cuartetos del periodo intermedio, pasan 14 años antes de que Beethoven vuelva a escribir un cuarteto de cuerdas, el Op. 127, que es el primero del grupo de seis cuartetos que escribió en la etapa final de su carrera. Según el integrante de ECN, “durante estos a 14 años hay un avance espectacular en el lenguaje de Beethoven, que coincide con la pérdida de su oído”.

En 1818, cuando la sordera del compositor alemán es absoluta, compone su sonata Hammerklavier, en la que ya utiliza formas barrocas como la fuga, el canon y el aria combinadas con las formas clásicas. “Con esta sonata Beethoven hace suya la historia de la música”, especificó Lavista.

En 1923, una vez estrenada su Novena Sinfonía, comienza a componer sus últimos cuartetos de cuerda, mezclando las formas vienesas con las clásicas e incorporando innovaciones propias del siglo XX, como el aumento de movimientos y el cambio del tempi en uno mismo. En el tercero del Op. 127, pasa del scherzando vivace, al allegro, luego a un presto y finalmente regresa al primero. “Con sus últimos cuartetos, Beethoven renueva completamente la escritura cuartetística”, concluyó el colegiado. 

La siguiente sesión del ciclo de conciertos Integral de los cuartetos de cuerda de Beethoven tendrá lugar el martes 22 de mayo en la sede de El Colegio Nacional, en la calle Donceles 104.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacionalhttps://www.youtube.com/watch?v=IXL4n9f6j7s