Síntesis Informativa - Introducción al pensamiento sobre las lenguas

ECN | 12 junio 2018
Síntesis Informativa - Introducción al pensamiento sobre las lenguas

 

ECN | 12 junio 2018

Introducción al pensamiento sobre las lenguas | Curso

  • La antropología y la lingüística son el resultado de una época de auge colonizador por parte de los europeos, en la que se dan cuenta de que hay que conocer a los otros pueblos, estudiar acerca de sus lenguas y de sus culturas: Luis Fernando Lara
  • La lingüística propició la reflexión sobre la lengua misma de una forma directa: Luis Fernando Lara

Ayer en la tarde tuvo lugar la primera sesión del curso Introducción al pensamiento sobre las lenguas, coordinado e impartido por el lingüista Luis Fernando Lara, integrante de El Colegio Nacional, en colaboración con el Centro de Estudios de Historia de México, Fundación Carlos Slim. En este curso, abierto a cualquier interesado, se da un amplio panorama sobre la historia del pensamiento de las lenguas, la formación de las lenguas y la lengua en sociedad. 

Durante la sesión introductoria, Lara Ramos trató el tema del origen de la reflexión acerca de las lenguas a lo largo de la historia. En Occidente, los primeros pensamientos que aparecen a propósito de las lenguas son del orden mítico-religioso. El colegiado citó varios pasajes de la Biblia para ilustrar esta tesis, como la frase con la que abre el evangelio de San Juan “En el principio solo era la palabra”, que el colegiado interpretó como una manera de establecer “que gracias a la capacidad del habla, de nombrar lo que nos rodea y definirlo, se creó el mundo”. 

Así mismo, la poesía, la retórica y la gramática también son formas de reflexión indirecta sobre las lenguas que los humanos han llevado a cabo desde el albor de las primeras civilizaciones. El lingüista afirmó que “hay poesía desde que existe la humanidad”, y que esta forma de expresión se practicaba con fines religiosos y festivos. Lamentablemente, existe apenas una documentación de la poesía anterior a la griega y la latina, puesto que se transmitía de forma oral. Por fortuna, sí se conservan muchos textos de estas civilizaciones clásicas, en los que se puede comprobar que “sus autores, al comenzar a jugar con su lengua, empezaron a experimentar con distintos metros, aplicando algunos a la poesía grave, dando lugar a las elegías, y otros a la poesía más ligera, destinada a amenizar las ocasiones festivas. Esa diferenciación ya es una manera de reflexionar indirectamente acerca de la lengua”, detalló  Lara.

En el caso de la retórica y la gramática, son reflexiones sobre la lengua como instrumentos para un fin, el de convencer a un auditorio y el de someter a comprobación la verdad de lo que se dice, respectivamente. 

Ya en el siglo XVIII, el descubrimiento del sánscrito estimuló el estudio del origen de las lenguas de Europa. En 1786, el historiador y lingüista William Jones asentó la idea del parentesco del sánscrito con el latín, el griego y las lenguas germánicas, despertando el interés de los investigadores de la época por realizar comparaciones entre distintos idiomas y catálogos de lenguas, en un afán coleccionista. Este fue el origen de la lingüística y de la antropología, “que son el resultado de una época de auge colonizador por parte de los europeos, en la que se dan cuenta de que hay que conocer los otros pueblos, estudiar acerca de sus lenguas y de sus culturas”, manifestó el colegiado, quien añadió que “la lingüística propició la reflexión sobre la lengua misma de una forma directa”.

Con la llegada del movimiento romántico se incentiva el interés por conocer más a fondo estas culturas nuevas para los europeos, y a su vez por la propia cultura, preocupándose por los individuos y las manifestaciones folclóricas. En esta época, el alemán Wilhelm von Humboldt realizó un estudio sobre el efecto de las lenguas en la construcción del espíritu basado en los datos de las lenguas indígenas que le mandaba su hermano, el explorador Alexander von Humboldt, desde América.

La teoría evolucionista de Darwin también influenció a la lingüística, dando pie a una corriente de investigación sobre la evolución de las lenguas y su origen, que vuelve a estar muy en boga en la actualidad. El lingüista concluyó ponderando que “la reflexión acerca de las lenguas ha sido un procedimiento largo y complejo, pero siempre ha existido esta necesidad en la cultura occidental”.

Las siguientes sesiones del curso Introducción al pensamiento sobre las lenguas tendrán lugar durante el resto del mes de junio (días 11, 13, 18, 20, 25 y 27) y principios de julio (2, 4, 9 y 11), siempre a las 19:00 en el Auditorio del Centro de Estudios de Historia de México (Plaza Federico Gamboa 1, Chimalistac, San Ángel, Ciudad de México). El curso está abierto a cualquier interesado, sin lista de asistencia ni diplomas.