Síntesis Informativa - Introducción al pensamiento sobre las lenguas

ECN | 4 julio 2018
Síntesis Informativa - Introducción al pensamiento sobre las lenguas

 

ECN | 4 julio 2018

Introducción al pensamiento sobre las lenguas | Curso 

  • Los lingüistas debemos tratar de entender las distintas lenguas por ellas mismas, no enfrentarlas creyendo que deben ser como la propia: Luis Fernando Lara
  • Es importante que los niños lean para que incorporen los tiempos verbales, ya que en los cuentos y novelas hay correlaciones temporales que generalmente no usamos en el habla diaria: Luis Fernando Lara 

Ayer en la tarde tuvo lugar la séptima sesión del curso Introducción al pensamiento sobre las lenguas, coordinado e impartido por el lingüista Luis Fernando Lara, integrante de El Colegio Nacional, en colaboración con el Centro de Estudios de Historia de México, Fundación Carlos Slim. El objetivo del curso, abierto a cualquier interesado, es presentar un amplio panorama sobre la historia del pensamiento de las lenguas, la formación de las lenguas y la lengua en sociedad.

Siguiendo con la explicación de la teoría de los dos campos de Bühler iniciada en la sexta sesión, durante la cual Lara examinó el campo simbólico, en esta ocasión fue el turno del análisis del campo mostrativo. Al campo mostrativo pertenecen aquellos signos lingüísticos cuyo significado adquiere sentido pleno por referencia a la situación comunicativa. Según el lingüista, lo que da origen a este campo es “la posición de quien habla”. “No es un campo en el que las referencias estén fijas, sino que las referencias se mueven según la posición de quien habla”, detalló Lara.

La mostración se organiza en torno de un sistema de coordenadas que se cruzan en el punto 0 u origen (origo): a esta intersección pertenecen el yo, el aquí y el ahora. A partir de este punto 0 de la enunciación, el hablante puede señalar hacia otras personas (deixis personal), el punto espacial donde se sitúan otras personas o cosas (deixis locativa) y el momento acerca del cual quiere hablar (deixis temporal).

Este campo se construye desde la infancia y, según Piaget, corresponde al momento en que el infante se lleva algo a la boca por primera vez, instante en el que realiza la primera construcción del espacio. Para un niño, el yo, el aquí y el ahora están determinados por su propia experiencia y, por ejemplo, su medida del tiempo está determinada por acontecimientos que han representado una vivencia memorable. La incorporación de los  distintos tiempos verbales se produce paulatinamente y, fundamentalmente, a partir de la lectura, “motivo por el cual es tan importante que los niños lean”, indicó Lara, “ya que en los cuentos y novelas hay correlaciones temporales que generalmente no usamos en el habla diaria”. 

Además de la deixis personal, locativa y temporal existen dos tipos más de mostración: la deixis en fantasma, mediante la cual se muestra o indica algo que está ausente en la percepción actual de los participantes de la comunicación (se produce sobretodo en la ficción); y la deixis anafórica, que une el campo mostrativo con el simbólico, y en la que el hablante muestra acontecimientos relacionados con el punto 0.

El colegiado explicó, mediante variados modelos, cómo gracias el estudio de las deixis se puede llegar a averiguar qué es lo que se puede llegar a decir en cada lengua. En el caso de la percepción del paso del tiempo, por ejemplo, existen lenguas en las que lo importante es la sucesión de los acontecimientos (lenguas romances), y otras en las que  lo que debe ponerse de relieve es el encaje de la duración de la acción —su comienzo, su duración, su terminación y su repetición— (maya yucateco, ruso, árabe y latín, entre otras).

“Los lingüistas no podemos enfrentar lenguas desconocidas creyendo que deben ser como la nuestra”, concluyó Lara Ramos, “sino tratando de entenderlas por ellas mismas. En el momento en el que las tratamos de entender, nuestro horizonte se amplia, podemos relativizar nuestra propia lengua.” 

Las siguientes sesiones del curso Introducción al pensamiento sobre las lenguas tendrán lugar los días 4, 9 y 11 de julio, siempre a las 19:00 en el Auditorio del Centro de Estudios de Historia de México (Plaza Federico Gamboa 1, Chimalistac, San Ángel, Ciudad de México). El curso está abierto a cualquier interesado, sin lista de asistencia ni diplomas.