Síntesis Informativa - Jornada de enseñanza de las ciencias y las matemáticas en preescolar con perspectiva de género

ECN | 25 junio 2018
Síntesis Informativa - Jornada de enseñanza de las ciencias y las matemáticas en preescolar con perspectiva de género

 

ECN  | 25 junio 2018

Jornada de enseñanza de las ciencias y las matemáticas en preescolar con perspectiva de género 

  • Es vital que niñas y niños comprendan ya desde preescolar que la ciencia, el aprendizaje y el conocimiento son para todos, con igualdad absoluta de derechos: Alejandro Frank
  • El programa Pequeñas Aventureras representa una oportunidad importante en la implementación del nuevo modelo educativo en la parte de la autonomía curricular: Martha Valdés
  • El aula de preescolar es un espacio para la progresión de los modelos científicos escolares: Diana Patricia Rodríguez Pineda

El Colegio Nacional (ECN) albergó el pasado viernes una Jornada de enseñanza de las ciencias y las matemáticas en preescolar con perspectiva de género, impulsada por el Programa Adopte un Talento (PAUTA) y bajo la coordinación del físico e integrante de ECN Alejandro Frank.

Durante la Jornada se reflexionó sobre los temas de la igualdad de género en las aulas respecto a la enseñanza de las ciencias y se evaluaron los resultados de la implementación de Pequeñas Aventureras, un programa que nació en 2016 por la unión de  esfuerzos de Sesame Workshop y PAUTA, con el apoyo de Dubai Cares y el Banco Interamericano de Desarrollo, para desarrollar una propuesta integral que favoreciera el autoconcepto en ciencias y matemáticas de las niñas más pequeñas.Pequeñas Aventureras consta de 7 series distintas de materiales didácticos para educadoras y familias, entre ellas, programas de televisión, juegos interactivos y pósters. Como parte del programa se formaron a 500 educadoras en la Ciudad de México, que implementaran estos clubes en sus jardines de infancia. También se formó a un grupo de 35 educadoras líderes en el estado de Puebla.

En su discurso inicial, Alejandro Frank manifestó que todas las niñas y niños son investigadores naturales y que preescolar es el momento en el que son más libres. “Es vital que niñas y niños comprendan ya desde este nivel que la ciencia, el aprendizaje y el conocimiento son para todos, con igualdad absoluta de derechos”. El colegiado explicó que el programa Pequeñas Aventureras busca empezar desde la infancia para “romper las complejas situaciones  que tenemos en cuestiones de equidad de género en la actualidad”. “La educación preescolar brinda un espacio privilegiado para que niñas y niños puedan experimentar, cuestionarse e indagar”, concluyó Frank.

En su intervención, la maestra Martha Valdés, de la Dirección General de Operación de Servicios Educativos (DGOSE) y coordinadora sectorial de Educación Inicial y Preescolar de la Secretaría de Educación Pública, alabó el programa Pequeñas Aventureras y afirmó que representa “una oportunidad importante en la implementación del nuevo modelo educativo en la parte de la autonomía curricular”.

Tras la inauguración del evento, se iniciaron las actividades programadas, encabezadas con la proyección de un video sobre la historia de Plaza Sésamo y la realización de una divertida actividad de cuentacuentos por parte de Pequeñas Aventureras, titulada Lola, Abby y Comegalletas en la ciencia. 

La primera conferencia, a cargo de Alejandra Parra Medina, Jefa del Departamento de Difusión y Extensión del Centro de Investigaciones y Estudios de Género (CIEG) de la UNAM, versó sobre la equidad de género en preescolar. Parra apuntó que una de las apuestas educativas contempladas en la Agenda Educativa 2030 de la UNESCO es la de garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad para promover oportunidades de aprendizaje permanente para niñas y niños, además de eliminar las diferencias de género y garantizar las condiciones de igualdad. La ponente sostuvo que el género es un constructo cultural e histórico de lo femenino y lo masculino, involucra relaciones de poder y desigualdad y conlleva estereotipos, que se transmiten e incorporan en el imaginario personal y social de las personas desde la infancia. “Niñas y niños ya llegan a las aulas con etiquetas”, señaló Parra Medina, “para derrocar este encasillamiento, hay que apostar por el juego y por introducir la perspectiva de género en la educación”.

“Las mujeres constituyen 6 de cada 10 de las personas pobres del planeta, son dueñas del 10% del dinero que circula y del 1% de la tierra cultivada en el planeta”, concluyó la conferenciante, “es necesario seguir observando y analizando los datos desde la perspectiva de género para entender el alcance de la inequidad”.

A continuación, Diana Patricia Rodríguez Pineda, Profesora Titular del Cuerpo Académico de Educación en Ciencia de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), ofreció la ponencia Enseñanza de la ciencia por indagación, en la que reflexionó acerca de la enseñanza y el aprendizaje de la ciencia en las aulas. Rodríguez Pineda sostuvo que el objeto de la Educación en Ciencias (EC) es entender y mejorar el aprendizaje de las ciencias naturales en individuos y grupos escolares, así como su enseñanza. Para alcanzar esta meta hay que tener en cuenta cuatro supuestos fundamentales: la representaciones mentales de los sujetos, la práctica docente y evaluación de los aprendizajes, los ambientes de aprendizaje y gestión escolar en el aula y, finalmente, el diseño y desarrollo curricular. “Hay que apostar, sobretodo, por un enfoque naturalizado de la ciencia por parte del profesorado”, recomendó la ponente, quien añadió que “el aula de preescolar es un espacio para la progresión de los modelos científicos escolares”. 

La Jornada cerró con una mesa de evaluación, moderada por Gabriela Torre, sobre la implementación del programa Pequeñas Aventuras en jardines de niños en la Ciudad de México y Puebla, en la que las maestras Ester Atriano, Alejandra Barranco, Guadalupe Lerín y Aracely Rosas compartieron sus experiencias trabajando con el proyecto en las aulas de preescolar.

Las maestras coincidieron en que el principal reto a la hora de implementar el programa es el de la actitud de las y los docentes, lograr el trabajo colaborativo de todo el equipo de la escuela, desde educadores hasta directivos, y romper con el estereotipo de la visión de preescolar. “Preescolar es la base de la educación de las niñas y niños, es donde empieza su aprendizaje, no hay que delimitar el alcance de la formación que les podemos ofrecer”, manifestó Ester Atriano.

El enriquecimiento del lenguaje oral y escrito, el incremento en el pensamiento matemático, el aumento de la motivación y la participación, la integración y el trabajo colaborativo son algunos de los principales beneficios académicos, sociales y emocionales que el programa Pequeñas Aventureras ha aportado a las niñas y niños en este primer periodo de implementación. “A los infantes se les da el espacio, se les da la oportunidad de probar cosas distintas, de experimentar. Las niñas cambian su lenguaje y su forma de interactuar en el aula, empiezan a hablar con un lenguaje más fluido, ven que ellas también pueden resolver problemas”, resumió la maestra Guadalupe Lerín.  

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=ggJDYkXClFs