Síntesis Informativa - La enseñanza de la ciencia en la Preparatoria Nacional

ECN | 8 septiembre 2017
Síntesis Informativa - La enseñanza de la ciencia en la Preparatoria Nacional

 

ECN | 8 septiembre 2017

La enseñanza de la ciencia en la Preparatoria Nacional 

  • El mayor reto para el futuro es el de aplicar la inteligencia social, el poder comunicarnos y organizarnos de tal manera que podamos usar el conocimiento científico para anticipar situaciones: Pablo Rudomin
  • Todos deberíamos estar involucrados en crear un aparato educativo donde todos tuviéramos las mismas oportunidades y donde hubiera la garantía de la continuidad académica e institucional: Antonio Lazcano Araujo.

Como parte de las actividades que conmemoran el 150 Aniversario de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP), el día de hoy se celebró la mesa La enseñanza de la ciencia en la Preparatoria Nacional en el anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Ildefonso. Participaron los miembros de El Colegio Nacional (ECN) Antonio Lazcano Araujo, Pablo Rudomin, Ruy Pérez Tamayo y Guillermo Soberón, como ex alumnos de la ENP. SIlvia Jurado Cuéllar, Directora General de la Escuela Nacional Preparatoria, moderó la mesa de diálogo

Los conferenciantes narraron sus experiencias, anécdotas y logros como alumnos de la ENP, remarcando la importancia que detentó este período de su educación en su posterior trayectoria como investigadores e ilustres científicos. Los miembros de ECN coincidieron en que su etapa en la ENP cambió su visión sobre su propio futuro y sobre la vida.

En su discurso, Ruy Pérez Tamayo admitió que gracias al maestro Erasmo Castellanos Quinto aprendió el valor de la diferencia. “Cada vez que escucho un opinión diferente a la mía recuerdo la cara beatífica de don Erasmo y busco una actitud menos agresiva y más tolerante”, confesó el médico e investigador.

Guillermo Soberón destacó el importante papel que la ENP ha jugado en la educación media superior en México y refirió la adhesión a la UNAM de cuatro grandes instituciones científicas en 1929: los Institutos de Biología y Geología, la Biblioteca Nacional y el Observatorio Astronómico de Tacubaya, hoy conocido como Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir. 

“De ahí en adelante”, puntualizó Soberón, “el encumbramiento de la investigación científica en la UNAM que tanto ha significado para el desarrollo de México, ha sido una constante.”

El neurofisiólogo Pablo Rudomin explicó cómo su etapa en la Preparatoria “supuso el despertar político, de la conciencia de lo que es México y de lo que significa la educación pública, que es el mayor logro de la Revolución”. Rudomin manifestó que el mayor reto para el futuro es el de aplicar la inteligencia social, “el poder comunicarnos y organizarnos de tal manera que podamos usar el conocimiento científico para anticipar situaciones”, y remarcó la importancia de la multidisciplinariedad y de la interacción para contender con los problemas del mundo globalizado, con todas las complejidades que ello comporta.

Por su parte, el biólogo evolucionista Antonio Lazcano Araujo, rememoró “la atmósfera absolutamente imborrable de un lugar rico en estímulos intelectuales, artísticos, estéticos, académicos y científicos”. “Regresar a la Preparatoria para mi es volver a un lugar muy vivo”, continuó Lazcano Araujo, “porque, venturosamente, quienes dirigen este centro [Antiguo Colegio de San Ildefonso] le han dotado de un carácter dinámico y siente uno la extraordinaria capacidad de renovarse de la UNAM”. El biólogo también señaló la trascendencia de la enseñanza en las ciencias como parte esencial de toda reforma educativa y concluyó que “todos deberíamos estar involucrados en crear un aparato educativo donde todos tuviéramos las mismas oportunidades y donde hubiera la garantía de la continuidad académica e institucional”.