Síntesis Informativa - La teoría multicéntrica del origen del maíz

ECN | 11 junio 2018
Síntesis Informativa - La teoría multicéntrica del origen del maíz

 

ECN | 11 junio 2018

Los viernes de la evolución | La teoría multicéntrica del origen del maíz

  • Los germoplasmas primigenios del maíz emigraron siguiendo rutas específicas, que probablemente fueron las que siguieron, por razones comerciales o de conquista, los habitantes mesoamericanos de la antigüedad: Takeo Angel Kato Yamakake
  • El buen evolucionista debe ser extraordinariamente ecléctico y aprovechar todos los datos que nos da el sistema biológico para tratar de encontrar coherencia: Antonio Lazcano
  • No tiene sentido tener maíz transgénico en México: José Sarukhán 

Como parte del ciclo Los viernes de la evolución, el pasado viernes visitó El Colegio Nacional (ECN) el citogenetista e investigador Takeo Angel Kato Yamakake, del Colegio de Posgraduados del Campus Montecillo, para dictar la conferencia La teoría multicéntrica del maíz. Durante esta actividad, coordinada por los colegiados Antonio Lazcano Araujo y José Sarukhán, Kato Yamakake compartió los datos y las conclusiones de su investigación acerca del origen del maíz, un estudio que inició con el Programa Interamericano en México (PIM) y se ha realizado con base en los cromosomas de las poblaciones de la gramínea más representativa del continente americano. Este proyecto, que desarrolló durante más de 20 años junto a la Premio Nobel Barbara McClintock y el investigador Almiro Blumcschein, se cristalizó en el libro Constitución cromosómica de las razas del maíz (1981), considerado un hito en los estudios de etnobotánica, paleobotánica y botánica evolutiva.

Tal como indicó el citogenetista, para realizar esta investigación se analizaron un total de 2018 plantas en diferentes zonas de México, así como ejemplares de Centroamérica, Sudamerica y Estados Unidos, conformando un total de 1343 colecciones. El examen de estas muestras propició el descubrimiento de un posible ancestro del maíz, la gramínea silvestre teocintle anual mexicano de hace entre 9 y 10 mil años. Esta conclusión se extrajo de la observación y comparación de los nudos grandes en los cromosomas paquiténicos del maíz y el teocintle de Guatemala. También a través de este estudio se observaron patrones de distribución geográfica y racial de los nudos cromosómicos de distintas variedades, estableciendo hasta cinco centros de origen, domesticación y distribución primaria del maíz: el complejo racial Mesa Central, el Pepitilla, el Zapalote, el Tuxpeño y Altos de Guatemala. La mayor parte de las rutas de distribución convergieron a través de la costa del Pacífico, demostrando que “estos germoplasmas emigraron siguiendo rutas específicas, que probablemente fueron las que siguieron, por razones comerciales o de conquista, los habitantes mesoamericanos de la antigüedad”, detalló el investigador.

Kato Yamakake también compartió los datos y conclusiones del estudio que llevó a cabo junto con el investigador Angel Lopez Rodríguez, del Tecnológico de Monterrey, sobre el origen y la caracterización de las razas de maíz Chalqueño, Cónico y Cónico Norteño. Siguiendo la metodología de observación de la presencia de nudos cromosómicos característicos de los complejos anteriormente mencionados en estas razas de altura pudieron descubrir su genealogía, con origen en el complejo Mesa Central. De este complejo se segregaron ya en el Altiplano Mexicano dos complejos diferenciados: uno sin nudos cromosómicos (de donde proceden el cónico y cónico norteño, y posible precursor de la variedad Arrocillo) y otro con nudos pequeños (origen del Chalqueño, y posible precursor de las variedades Palomero, Toluqueño y Cacahuacintle).

El citogenetista concluyó que “aún queda mucho por hacer para las futuras generaciones de investigadores, ya que quedan muchas razas por estudiar, no solo de México, sino de todo el continente americano”.

El integrante de ECN Antonio Lazcano no perdió la oportunidad de reconocer el trabajo Kato Yamakake, destacando que “en una época en la que estamos acostumbrados a analizar hipótesis evolutivas a través de secuencias de aminoácidos o de nucleótidos, vemos que también es posible recuperar información de muchos millones de años atrás fijándonos la morfología de organismos, metabolismos y cromosomas”. “Esto demuestra que el buen evolucionista debe ser extraordinariamente ecléctico”, puntualizó Lazcano, “y aprovechar todos los datos que nos da el sistema biológico para tratar de encontrar coherencia”.

El colegiado José Sarukhán cerró la actividad con su intervención, reseñando que hay 60 variedades nativas cultivadas hoy en México de las cuales la mayoría no llegan a los supermercados, sólo son sembradas y consumidas localmente. “Hay una infraestructura de diversidad biológica, cultural y étnica en este país que permite esto y gracias a la cual sigue existiendo la gran variedad de razas actual”, señaló el biólogo, y defendió que por este motivo “si sumamos a esta infraestructura el apoyo de la comunidad científica, para optimizar los cultivos mediante las técnicas modernas, no necesitamos maíces transgénicos en México, no tiene sentido”.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=Ok1FrnKyfT8