Síntesis informativa - Lo mejor de la Universidad Rosalind Franklin en México

Colnal | 9 mayo 2019
Síntesis informativa - Lo mejor de la Universidad Rosalind Franklin en México

Colnal | 9 mayo 2019

Lo mejor de la Universidad Rosalind Franklin en México | Simposio

Uno de los objetivos de este simposio es identificar oportunidades de colaboración entre científicos mexicanos y los que laboran en la Universidad Rosalind Franklin: Eusebio Juaristi

Nuestra universidad tiene cinco escuelas, poco más de dos mil estudiantes y 30 programas académicos: Michael Welch

La acumulación de calcio tiene efectos muy profundos en el funcionamiento de la sinapsis y de la memoria: Grace E. Stutzmann

● La enfermedad de vías respiratorias es lo que está matando a los pacientes de fibrosis cística: Robert J. Bridges

Ahora que los pacientes están viviendo más, es nuestro trabajo hacerlos vivir mejor: Stephanie Wu

El descubrimiento de fármacos es muy caro y debe de tener un enfoque multidisciplinario: Kwesi Buolamwini

 

El integrante de El Colegio Nacional (Colnal), Eusebio Juaristi, en colaboración con  el científico y compositor Héctor Rasgado Flores coordinaron el simposio Lo mejor de la Universidad Rosalind Franklin en México, llevado a cabo este jueves, en donde distinguidos especialistas dieron a conocer los avances en investigación médica y sobre el diseño de fármacos. A manera de introducción, el doctor Juaristi afirmó que “en esta ocasión tendremos la oportunidad de comentar y discutir varios aspectos relevantes de la investigación médica y diseño de fármacos de la Universidad Rosalind Franklin. Uno de los objetivos de este simposio es identificar oportunidades de colaboración entre científicos mexicanos y los que laboran en la Universidad Rosalind Franklin (...) Estoy seguro que las presentaciones del día de hoy serán de mucho interés para todos nosotros”.

Michael Welch, profesor emérito y expresidente de la Universidad Rosalind Franklin, fue el primero en tomar la palabra con la ponencia Research Programs at Rosalind Franklin University. El médico centró su exposición en explicar la forma en que la Universidad Rosalind Franklin ha optado por una educación interdisciplinaria y como esta nueva forma de enseñanza ha dado importantes avances a la medicina: “en esta charla vamos a enfatizar la importancia de la acción interdisciplinaria entre profesionales (...) nuestra universidad tiene cinco escuelas, poco más de dos mil estudiantes y 30 programas académicos”. Welch aclaró que Rosalind Franklin fue quien descubrió la estructura de doble hélice del ADN y en honor a ella se nombró así a la universidad: “somos pequeños pero nos enfocamos en enfermedades comunes con tratamientos en tecnología de punta (...) para nosotros es muy importante servir a la comunidad con nuestras investigaciones”.

El también neurólogo contó algunas experiencias que ha tenido en la universidad y narró cómo ha evolucionado el plan de estudios para estar a la par de los avances de la medicina y de la realidad multidisciplinaria. Asimismo, advirtió que en la universidad se fomenta el trabajo en equipo desde la forma en la que se estructura el programa hasta la manera en la que está distribuido el mobiliario y el modo en el que se relacionan los estudiantes con la comunidad: “el aprendizaje del servicio es parte del nuevo profesionalismo que fomentamos, esta forma permite crear una nueva administración que permite involucrarse con la sociedad de una manera más eficiente y exitosa. Nuestros estudiantes están aprendiendo a trabajar coordinados y en colaboración con diferentes disciplinas para una mejor atención”. El médico finalizó con la explicación del programa INSPIRE que busca impulsar a los jóvenes de la preparatoria en sus estudios y acercarlos a la disciplina médica.

Grace E. Stutzmann, profesora del Centro para Enfermedades Neurodegenerativas, fue la siguiente en subir al estrado y presentó Identifying Early Mechanisms of Alzheimer's Disease Linked to Memory Decline: A Novel Strategy for New Therapeutics en donde habló de sus hallazgos sobre la enfermedad de Alzheimer, antes de comenzar reconoció el trabajo del científico mexicano Ricardo Miledi por ser el autor de la hipótesis de la presencia de calcio en los neurotransmisores. Al entrar de lleno en el tema, la doctora señaló que con el aumento de la esperanza de vida se ha visto también el aumento de pacientes con Alzheimer y aclaró que “no se entiende la causa de la enfermedad, sólo se sabe que el 95% es de origen esporádica y el cinco por ciento es hereditario”.

Cuando Stutzmann se refirió a los tratamientos disponibles para combatir la enfermedad dijo que “actualmente no hay tratamientos contra el Alzheimer, pero hay detecciones tempranas que retrasan los efectos de la enfermedad que solo son preventivas y no eliminan la enfermedad con su daño cognitivo”. La académica explicó sus experimentos con neuronas de ratones afectadas con la enfermedad y mostró que hay una relación de la liberación anómala de calcio en las neuronas y los síntomas del Alzheimer: “la acumulación de calcio tiene efectos muy profundos en el funcionamiento de la sinapsis y de la memoria”. La especialista adelantó que han usado fármacos para regular la liberación de calcio en las neuronas de los ratones y ha funcionado, pero al usarlo con humanos aún no tiene el resultado esperado, “lo importante de estos hallazgos es que puede ser una diferencia en los tratamientos con la gente”, finalizó la científica.

La siguiente exposición fue Therapeutic Challenges and Solutions in Cystic Fibrosis a cargo de Robert J. Bridges, profesor y director de Investigación en Fibrosis Cística, quien se enfocó en la regulación, la farmacología y la biofísica de los canales de iones relacionados con la fibrosis cística. El especialista afirmó que en los Estados Unidos nacen más de mil niños con fibrosis cística cada año y se pensaba que era una enfermedad única de la raza blanca, pero gracias a estudios genéticos se ha demostrado que no es así. El doctor puntualizó que la fibrosis cística afecta los pulmones, el intestino, el páncreas, los huesos, los órganos reproductivos, el hígado y la glándula sudorípara de diferente forma.

Bridges apuntó que fue en 1989 cuando se conoció el Cystic Fibrosis Transmembrane Conductance Regulator (CFTR) y al estudiarlo se descubrió que existen seis tipos de mutaciones en este canal que generan los padecimientos de la fibrosis cística. Al respecto, afirmó que las enfermedades respiratorias son las que están matando a las personas enfermas de fibrosis cística debido a que las mutaciones no permiten liberar los canales de limpieza de la vías respiratorias. 

Posteriormente fue el turno de Stephanie Wu, directora del Centro de Investigación en Terapia Ambulatoria, quien expuso Diabetic Foot Ulcers: Treatment Strategies for Optimal Healing - 2019 and Beyond en donde mostró los avances que se han tenido respecto a la enfermedad del pie diabético. Comenzó diciendo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que más de 400 millones de personas sufren de diabetes a nivel mundial y entre 9.1 y 26 millones padecen pie diabético: “la tasa de mortalidad después de una amputación por diabetes es mayor que diferentes tipos de cáncer. Datos recientes nos indican que la tasa de mortalidad después de una amputación relacionada con diabetes es mayor al 70% y el paciente con pie diabético tiene 2.5 veces más tasa de mortalidad que un diabético promedio”.

La doctora dividió su exposición en tres etapas. La primera se centró en contestar qué se le puede quitar a la herida por pie diabético para que sane y mencionó el retiro del tejido necrosado y la eliminación de la presión del pie. Los métodos que dijo para eliminar el tejido muerto fue la limpieza profunda, el ultrasonido y limpieza con gusanos. Los métodos que recomendó para quitarle presión a la extremidad y evitar úlceras fueron la utilización de zapatos especiales y la realización de descargas quirúrgicas. La segunda etapa de la exposición de la doctora Wu se enfocó en responder qué necesita la herida para que sane. Como opciones mencionó la colocación de matrices extracelulares o la implementación de estructuras en el tejido de regeneración y la terapia de presión negativa.

La especialista finalizó enunciando las medidas que se pueden tomar para evitar que la herida vuelva a abrirse, ya que es común tener remisiones, pues hasta  87% de los pacientes regresan. Entre las recomendaciones que dio la doctora fue  tener indicadores de la piel, utilizar zapatos especiales para que no tenga impacto en la herida y utilizar calcetines de fibra óptica. Al final de la exposición la doctora Wu dijo que “ahora que los pacientes están viviendo más, es nuestro trabajo hacerlos vivir mejor con este padecimiento del pie diabético”.

Después de un descanso, Kristin L. Schneider, directora asociada del Departamento de Salud de la Universidad Rosalind Franklin, presentó Thinking Outside the Gym: Innovative Physical Activity Approaches. La doctora comenzó diciendo que hay mucha evidencia científica de que la actividad física puede prevenir enfermedades físicas y mentales como la diabetes y la depresión y aseguró que “la actividad física se relaciona con la longevidad (...) al acumular 7.5 horas a la semana de actividad física se reduce el riesgo de mortalidad”. Al mostrar un mapa que muestra la cantidad de pasos que dan las personas dependiendo del país, la expositora señaló que en Estados Unidos se dan en promedio 4 mil 774 pasos por día y en México 4 mil 692, lo que coloca a ambos países por debajo de la actividad física necesaria.

La doctora en psicología especificó que su estudio se enfocó en analizar si por medio de la red social de Meetup, que busca conectar individuos de acuerdo a un interés o actividad particular, se puede aumentar la actividad física de las personas. En su estudio eligió la actividad de pasear perros y encontró que por medio de la vinculación se dio un aumento en los pasos por día que los participantes realizaban. Por otro lado, la científica reunió un grupo de personas con pie diabético y, por medio de dinámicas de seguimiento por dispositivos móviles y una rutina de actividad física acorde a su condición, se analizaba si había una mejora en la calidad de vida de las personas. Los pacientes de pie diabético que sufrieron de alguna amputación recibieron un tratamiento para mejorar su confianza al caminar que conjugaba la terapia física y la terapia de comportamiento cognitivo.

El último ponente fue el director del Departamento de Ciencias Farmacéuticas, John Kwesi Buolamwini, quien presentó Drug Design and Discovery Research. Al inicio de su charla el investigador mencionó que para el desarrollo de fármacos se necesita una colaboración con otras instituciones y mostró el alto costo que tiene el desarrollo de un fármaco por todos los gastos que implica y el tiempo que requiere su desarrollo. Al hablar de los orígenes de los fármacos se enfocó en cuatro grande fuentes: la química biológica, el modelaje molecular, la biología estructural y la química-informática y precisó que sus investigaciones se encuentran en la química orgánica y la química molecular.

En seguida, el científico explicó por medio de modelados el proceso por el cual su equipo puede encontrar diferentes fármacos por medio de la manipulación química de algunos aminoácidos y proteínas que tienen como fin combatir diferentes tipos de cánceres y, en algunos casos, funcionar como inhibidores del VIH: “el esfuerzo de los programas de descubrimiento se han usado para utilizar diferente proteínas y compuestos de derivación para luchar contra el cáncer y el VIH. Hemos tenido genes potenciales que pueden ser objetivos para la prevención del cáncer”.

El simposio finalizó con la interpretación de un fragmento de la obra Suite de los Elementos a cargo del científico integrante del Programa de Vinculación y Superación de la Universidad Rosalind Franklin, Héctor Rasgado Flores, quien antes de interpretar su composición explicó: “lo que voy a tocar para ustedes es un producto que el doctor Juaristi me pidió y es una interpretación musical de los 14 elementos químicos. El Colegio Nacional tiene un libro donde el doctor habla de la descripción de los elementos, luego escribo yo cómo me inspiré para hacer la obra y posteriormente vienen todas las partituras y un CD”.

 

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=Aw1nnTzySEw

¿Quieres recibir nuestro boletín semanal?  
Da clic aquí