Síntesis Informativa - Los rostros del poder | Ciclo de cine-debate | Danton

Colnal | 8 de febrero 2019
Síntesis Informativa - Los rostros del poder | Ciclo de cine-debate | Danton

 

Colnal | 8 de febrero 2019

Los rostros del poder | Ciclo de cine-debate | Danton

En nuestro tiempo buscamos y anhelamos la despersonalización del poder porque en buena medida eso es la democracia. La democracia se basa esencialmente en la creación de instituciones: Diego Valadés

Hablar de Andrzej Wajda es hablar de un hombre que estuvo siempre muy comprometido con la historia de su país: José Antonio Valdés Peña

Los rostros del poder es el nombre del nuevo ciclo de cine-debate que los integrantes de El Colegio Nacional (Colnal), Diego Valadés y Héctor Fix-Zamudio, en colaboración con el director de la Cineteca Nacional, Alejandro Pelayo organizan este 2019 con el fin de reflexionar y discutir sobre los personajes y líderes políticos de diferentes latitudes. Valadés dio la bienvenida a los asistentes a la función de la tarde de ayer y recordó el objetivo de dicho ciclo: “a través de la representación fílmica hemos podido ver problemas jurídico-políticos, examinar tendencias y apreciar contradicciones”. 

En esta primera función se exhibió la película Danton de 1982 que fue dirigida por el cineasta polaco Andrzej Wajda y que trata la historia del diputado francés Georges Danton quien, en noviembre de 1793, busca detener el periodo del terror implantado por Maximilien Robespierre en la Revolución Francesa. La película muestra la lucha de Danton en contra del Comité de Salud Pública, encabezado por Robespierre y Saint Just, ya que es acusado de incitar la rebelión y otras actividades anti republicanas.

El jurista colegiado, antes de iniciar la película, hizo una breve síntesis de las vidas de Jean-Paul Marat, Georges Danton y Maximilien Robespierre y los catalogó como los tres principales personajes de la Revolución Francesa: “Los tres coincidían en ideas radicales en el orden social, en una concepción y en un entendimiento de la historia de su país muy crítica por la concentración del poder de los monarcas, muy crítica para la estratificación de la sociedad. Consideraban necesario el replanteamiento del ejercicio del poder para despojarlo de las características absolutistas y darle un enfoque diferente incluyendo la posibilidad de una democracia radical”.

Valadés, en su papel de constitucionalista, recordó las aportaciones que tuvo la Constitución francesa de 1791 como el sufragio universal, el control de la Asamblea a los ministros del rey, la separación de poderes, la soberanía popular, la capacidad de veto del monarca, la laicidad, el cambio de concepto de impuesto por contribución y la creación de una Guardia Nacional. Puntualizó que el veto de Luis XVI a la creación de la Guardia Nacional terminó por detonar el movimiento revolucionario y en la creación de la Constitución de 1793, que es la primera en el mundo que contempla los derechos sociales, el sufragio directo y la estructura republicana del poder. 

El colegiado finalizó su participación contextualizando la película al narrar el inicio del “periodo del terror” con el asesinato de Marat en julio de 1793 y el comienzo de la disputa del poder entre Danton y Robespierre. “La muerte de Danton en abril de 1794 comienza lo que se llama “el gran terror” que culmina con la muerte del propio Robespierre en julio de 1794 (...) a la muerte de Robespierre descendió la violencia y se entró en otro proceso de construcción de las instituciones y del poder y en 1795 se da la tercera Constitución de la Revolución Francesa”, explicó Valadés.

Posteriormente, José Antonio Valdés Peña, crítico e investigador cinematográfico, hizo un breve recorrido de la filmografía del director y destacó el contenido político expuesto en la película exhibida: “Andrzej Wajda tiene una línea de trabajo muy marcada que es la historia de su país, la historia de Polonia (...); la película que vamos a ver es muy seca en el sentido de que no vamos a ver un drama histórico convencional en donde nos centramos en el vestuario, la escenografía y la decoración de la época. Nos vamos a centrar en el discurso político y el enfrentamiento ideológico entre Robespierre y Dantón”.

Valdés Peña hizo la aclaración de que la película había sido planeada en una coproducción entre Polonia y Francia, pero debido a que el 13 de diciembre de 1981 la Unión Soviética impuso al general Wojciech Jaruzelski en el gobierno de Polonia la coproducción se hizo imposible. Mencionó que el filme, al momento de ser exhibido, tuvo la lectura de ver en el personaje de Dantón al político polaco Lech Wałęsa y como Robespierre a Jaruzelski. “Pasados muchos años podemos entenderla como la visión de un cineasta muy inteligente que prefiere el discurso histórico, el debate político por encima del gran espectáculo cinematográfico. Vamos a ver a personajes de carne y hueso y no de monografías”.

Por último, el colegiado coordinador  aclaró que el ciclo de 10 películas que inicia no tiene presencias femeninas debido a que se tiene planeado un ciclo exclusivo en donde la relación de la mujer y el poder sea el eje rector. Las posteriores sesión del ciclo de cine-debate Los rostros del poder se realizarán el primer jueves de cada mes en las instalaciones del Colnal.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?time_continue=1&v=Gepg4I2OwM0