Síntesis Informativa - Meteorito Allende: 50 años de estudios

Colnal | 5 marzo 2019
Síntesis Informativa - Meteorito Allende: 50 años de estudios

Colnal | 5 marzo 2019

 

Meteorito Allende: 50 años de estudios 

 

  • El meteorito Allende ha abierto una ventana para entender el origen del sistema solar: Jaime Urrutia Fucugauchi
  • Una civilización tecnológica como la que se ha construido, con la capacidad de estudiar a los otros cuerpos del sistema planetario e, incluso, de salir del Sistema Solar, se merece un mejor futuro que el que estamos cimentando: Jaime Urrutia Fucugauchi

 

Ayer en la tarde El Colegio Nacional (Colnal) albergó la conferencia titulada Meteorito Allende: 50 años de estudios, coordinada e impartida por el colegiado Jaime Urrutia Fucugauchi.

En México han impactado dos de los meteoritos más conocidos mundialmente: el que originó uno de los cráteres más grandes por impacto que existen en la Tierra, Chicxulub, en la península del Yucatán, y Allende, el cual “ha abierto una ventana para entender el origen del sistema solar”, según aseveró el ingeniero geofísico Urrutia Fucugauchi.

El impacto del meteorito Allende en el sur del estado de Chihuahua se produjo el 8 de febrero de 1969, en un momento en el que se estaba planeando el primer aterrizaje a la Luna, por lo que muchos laboratorios en el mundo estaban preparándose para el análisis de las primeras muestras lunares. Esta circunstancia favoreció que las más de dos toneladas de de fragmentos que ocasionó la colisión se distribuyeran de forma veloz entre diversos centros científicos, que aportaron interesantes datos sobre el astrolito en muy poco tiempo.

Según destacó Urrutia Fucugauchi, el estudio de los meteoritos es fundamental para entender “cómo se origina nuestro planeta, cómo se estructura, qué hay bajo la superficie, y, en definitiva, de qué está hecha la Tierra”. Además, también aporta datos sobre la composición del resto de cuerpos que conforman el sistema solar, incluyendo el Sol, la Luna, los planetas, asteroides y cometas.

Allende es una condrita carbonácea, un tipo de meteorito de gran interés, puesto que su estructura se remonta a los mismos orígenes del sistema solar. Está compuesto por inclusiones de calcio y aluminio, roca de sílice, carbono y abundantes cóndrulos de diferentes minerales.

Usando métodos radiométricos para analizar los complejos de carbono del astrolito se llegó a la conclusión de que Allende tendría una longevidad de 4mil 568 millones de años, siendo una de las edades más antiguas que se conocen del sistema solar. También se comparó su composición con la de la capa externa de la corona del Sol, revelando los resultados que ambas son iguales, exceptuando los elementos volátiles como el hidrogeno, el helio y el argón. Este hallazgo confirma una vez más que todos los cuerpos del Sistema Solar son parecidos en su composición y en su estructura a capas, con un núcleo de hierro y mantos de silicatos.

“Los planetas están hechos de los ingredientes que había en la nebulosa planetaria que da origen al sistema solar”, señaló el integrante del Colnal, quien añadió que para conocer la composición de otros sistemas solares y exoplanetas cercanos al nuestro es necesario estudiar la composición de las nubes interestelares de gas y polvo, conocidas como nebulosas. Estas nubes proceden de la explosión de novas y supernovas, momento en el que se forman los elementos más pesados de la tabla periódica. Estos materiales colisionan entre ellos, dando lugar a objetos sólidos cada vez más grandes que, en el curso de millones de años, acaban dando lugar a los planetas.

En la cronología del sistema solar, primero se formaron las inclusiones de calcio y aluminio, que dieron pie a los primeros planetesimales en unos 20 millones de años. Por los restos de los astrolitos analizados, se conoce que nuestro sistema llegó a contener 50 planetas y que, después de una etapa de colisiones a gran escala, se llegó a la estabilidad planetaria de la que ahora gozamos. 

Finalmente, el colegiado concluyó con una reflexión sobre el futuro de nuestro planeta, lamentando que “una civilización tecnológica como la que se ha construido, con la capacidad de estudiar a los otros cuerpos del sistema planetario e, incluso, de salir fuera del sistema solar, se merece un mejor futuro que el que estamos cimentando”.

 

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=85vI4fKVKuk

 

¿Quieres recibir nuestro boletín semanal? 

Da clic aquí