Síntesis Informativa - Mujer y Drogas

ECN | 12 septiembre 2017
Síntesis Informativa - Mujer y Drogas


ECN | 12 septiembre 2017

Mujer y drogas: Retos para la prevención. 

  • La carga del estigma social en contra de las mujeres hace que sea necesario formular intervenciones específicas: Raúl Martín del Campo Sánchez
  • La Secretaría de Salud tiene que ser más enfática y más insistente para atender la problemática de consumidores excesivos y dependientes: Guillermina Natera

El Colegio Nacional (ECN) celebró la tarde de ayer el simposio Mujer y drogas: Retos para la prevención, coordinado por la psicóloga María Elena Medina-Mora, miembro de ECN. El acto contó con la participación de Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Raúl Martín del Campo Sánchez, miembro de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) y Guillermina Natera Rey, directora del Departamento de Investigaciones Epidemiológicas y Psicosociales del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INPRFM). 

La situación del consumo de drogas en mujeres presenta retos especiales para las políticas públicas. En 2016 se promovió la incorporación de la perspectiva de género en las políticas de programas relacionados con drogas en México, la cual destaca la necesidad por parte de los estados miembro de proporcionar servicios de salud adecuados a las mujeres consumidoras, así como tomar en cuenta los factores que las motivan a desarrollar una adicción, sus condiciones de vida y los problemas que enfrentan cuando están en reclusión por delitos contra la salud.

Hay más de 12000 mujeres en la cárcel en México, lo cual supone un 5.2% del total de la población penitenciaria. El tráfico de drogas es la primera causa de encarcelamiento entre las mujeres, “la mayoría de las cuales son detenidas por realizar tareas de muy bajo nivel en los esquemas delictivos”, precisó Lorena Cruz,  “y lo hacen como una manera de enfrentar la pobreza y, a veces, por la imposición de una pareja o de su familia”.

El uso de sustancias psicoactivas se ha incrementado de forma gradual en la vida de las mujeres, siguió explicando Cruz Sánchez, mostrándose como una realidad contemporánea y un problema de salud pública. “Esta situación desemboca en estigmatizaciones en su entorno familiar y social” detalló la presidenta del INMUJERES, “ya que se espera que las mujeres no causen estos problemas”.

En la actualidad, diversos obstáculos sociales y estructurales siguen dificultando el acceso de las mujeres al tratamiento del consumo de drogas lo cual estimula que oculten el problema. “La carga del estigma social en contra de las mujeres hace que sea necesario formular intervenciones específicas”, remarcó Raúl del Campo Sánchez, “cualquier cosa que haga que una mujer sea menos responsable o menos capaz de cuidar a otra persona la hace que falle con la expectativa que la sociedad tiene de ella”. “Consumir sustancias falla directamente con esa expectativa”, continuó detallando Del Campo, “por eso las consumidoras son prácticamente una población oculta a nivel mundial”.

El miembro de el JIFE explicó que la aplicación del enfoque de género es esencial para la recuperación de las consumidoras con un problema de adicción, teniendo en cuenta que en la mayoría de casos su problemática está relacionada con la violencia física y sexual. “Se debe velar por la seguridad y el empoderamiento de las mujeres para lograr el éxito del tratamiento”, especificó Del Campo Sánchez, “y minimizar barreras estructurales como los costos, los horarios, las distancias de los centros de tratamiento y, en muchos casos, la atención de los hijos”.

Por su parte, Guillermina Natera Rey expuso que, desde 1991, la tendencia de consumo de alcohol y drogas se ha incrementado en la franja de 12 a 17 años y se han duplicado de los 18 a los 34. “Actualmente en México tenemos poca capacidad para dar una ayuda especializada a consumidores excesivos o dependientes”, puntualizó Natera Rey, “la Secretaría de Salud tiene que ser más enfática y más insistente para atender esta problemática, creando más centros especializados”.

Natera Rey también enfatizó la necesidad de capacitar adecuadamente a los profesionales y paraprofesionales del área, para evitar estigmatizar a las consumidoras.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacionalhttps://www.youtube.com/watch?v=iHUFY6iVzb8