Síntesis Informativa - Músicos y Medicina: Gustav Mahler

ECN | 12 octubre 2017
Síntesis Informativa - Músicos y Medicina: Gustav Mahler

 

ECN | 12 octubre 2017

Músicos y Medicina: Gustav Mahler 
 
  • Gustav Mahler fue un extraordinario director que revolucionó la dirección de orquesta en ópera y sinfónica y también la composición sinfónica: Adolfo Martínez Palomo

En el marco del ciclo de conferencias-concierto Músicos y Medicina, El Colegio Nacional (ECN) albergó en la tarde de ayer la sesión dedicada al compositor y director de orquesta Gustav Mahler (1860-1911), bajo la coordinación del médico e investigador Adolfo Martínez Palomo, miembro de ECN.

De origen humilde, Mahler nació en Bohemia en el seno de una familia judía y mostró dotes musicales desde su pronta infancia, llegando a aprender a tocar el piano de forma autodidacta. Libros, música y deporte fueron sus aficiones de juventud y, “a pesar de la imagen de fragilidad que le han atribuido equivocadamente muchos biógrafos, ejercitó la natación, el remo y el ciclismo a lo largo de toda su vida”, puntualizó Martínez Palomo.

A los 15 años inició sus estudios en el Conservatorio de Música de Viena, donde tuvo como maestros al destacado pianista Julius Epstein y al compositor Anton Bruckner. Al término del primer año ganó un premio de composición por su Cuarteto para cuerdas y piano en la menor.

Cuestiones existenciales como el significado de la vida y la paradoja de la muerte se reflejan en las sinfonías de Mahler, quien cultivó un amplio bagaje filosófico durante sus años de universidad. “Lo que quiero decir, sólo puedo expresarlo cabalmente a través de la música”, expresó Martínez Palomo citando las palabras del compositor.

Llegó a ser director de la Ópera de Viena, donde fue muy respetado como director de orquesta, aunque suscitaba polémica como compositor.

De la personalidad de Mahler, el miembro de ECN destacó “su energía prodigiosa, su poder intelectual superior y su inflexible sentido del deber”. En 1902 contrae matrimonio con la brillante compositora Alma Schindler, con la cual tuvo dos hijas. La muerte de su hija María por escarlatina a los cuatro años supuso “la mayor tragedia personal de Mahler”, detalló Martínez Palomo. Al poco tiempo de la trágica pérdida, al compositor le fue diagnosticado un problema en el corazón, estrechez de la válvula mitral, por lo cual los médicos le recomendaron eliminar cualquier tipo de ejercicio vigoroso.

Esto no impidió que Mahler se embarcara en 1908 hacia Nueva York para ocupar el lugar de director de la Metropolitan Opera House y que durante los tres años que le restaban de vida llevara a cabo una frenética actividad profesional entre Estados Unidos y Europa.

En 1910, presa de un grave conflicto con su esposa Alma, decidió someterse a terapia psicológica y llegó a realizar una entrevista con el mismísimo padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, con resultados positivos. Lamentablemente, otro tipo de amenaza se cernió sobre su vida: una infección por estreptococos que empezó en la garganta y acabó propagándose al corazón, causándole una endocarditis bacteriana. A pesar de los esfuerzos de los médicos, que le trataron con métodos innovadores e incluso con aspirina, fármaco de reciente sintetización en la época, Gustav Mahler falleció por insuficiencia cardíaca poco antes de cumplir los 51 años.

Concluyendo su exposición, Martínez Palomo definió al compositor como “un extraordinario director de orquesta que revolucionó la dirección de orquesta en ópera y sinfónica y también la composición sinfónica”. A continuación, los asistentes pudieron disfrutar de la interpretación de Cuarteto para cuerdas y piano en la menor, ejecutado por Oleg Gouk, Felisa Hernández, Vladimir Sagaydo y Sergio Vázquez, y de la composición vocal Leider eines fahrenden Gesellen (Canciones de un compañero de viaje) a cargo de la mezzosoprano Verónica Alexanderson, acompañada al piano por el maestro Sergio Vázquez.

Puede consultar la conferencia completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=zSnrL3j02ak