Síntesis Informativa - Schrödinger y la biología (Sesión 3)

Colnal | 14 marzo 2019
Síntesis Informativa - Schrödinger y la biología (Sesión 3)

Colnal | 14 marzo 2019

 

Schrödinger y la biología: 75 años del libro ¿Qué es la vida? 

  • Para comprender la naturaleza de lo vivo debemos reconocer tanto los límites impuestos a los seres vivos por las leyes de la física y la química, como el carácter contingente de la historia: Antonio Lazcano
  • Una cosa es estar vivo y otra cosa es ser persona; un embrión no es una persona, es un conjunto de células: Antonio Lazcano

 

El día de ayer tuvo lugar en El Colegio Nacional la tercera y última sesión del curso Schrödinger y la biología: 75 años del libro ¿Qué es la vida?, una actividad en la que el colegiado Antonio Lazcano examinó, de manera crítica, el origen y la vigencia de las ideas del físico Erwin Schrödinger (1887-1961).

En esta sesión, el integrante del Colnal se centró en la exploración de la definición de la vida. “En contraste con lo que ocurre en matemáticas, por ejemplo, en donde se pueden dar definiciones precisas atemporales (por ejemplo, el círculo), vida’ es un concepto empírico cuya caracterización depende de un contexto histórico específico”, señaló Lazcano.

El científico abordó el problema de la muerte cerebral, indicando que es posible medir el grado de salud de un cerebro midiendo, con diferentes metodologías, su consumo de glucosa. Una persona con un cerebro sano tiene un consumo perfectamente definido de glucosa, en cambio, a una persona con muerte cerebral “la clasificamos legal, social, ética y moralmente muerta. Muerte cerebral y social coinciden”, puntualizó el biólogo, quien también definió que un individuo con muerte cerebral es “un depositorio de órganos que pueden servir a otras personas”.

Sobre el desarrollo embrionario, Lazcano fue categórico: “cuando alguien dice que la vida comienza en el momento de la fertilización está incurriendo en un error: la vida comenzó antes, un óvulo y un espermatozoide están tan vivos como un cigoto”. La actividad nerviosa no empieza a aparecer hasta la semana 12 de gestación, así como la diferenciación celular que va a crear un sistema nervioso central. “Antes no se puede decir que se trate de un individuo en potencia, sino de una masa de células vivas que no son una persona, no tienen derechos sociales”, aseveró el colegiado. “En términos genéticos, la placenta tiene la misma información que el individuo y no hacemos nada con ella”, continuó detallando el biólogo, “una cosa es estar vivo y otra cosa es ser persona: un embrión no es una persona, es un conjunto de células”.

El integrante del Colnal continuó explicando que todos los organismos están igualmente vivos, pero no todas las entidades biológicas poseen el conjunto de propiedades que asociamos empíricamente con los sistemas vivientes. Por ejemplo, los organismos más parecidos a los animales son los hongos.

En el caso de los virus, por ejemplo, carecen de metabolismo. Es decir, que la evolución darwinista es una condición necesaria pero no es suficiente para reconocer la vida.

Tal como aseveró el científico, “para comprender la naturaleza de lo vivo debemos reconocer tanto los límites impuestos a los seres vivos por las leyes de la física y la química, como el carácter contingente de la historia. Por ejemplo, conceptos como la selección natural y programa genético son consistentes con las leyes físicas, pero no se pueden deducir a partir de ellas”. Lazcano también puntualizó que ninguna sustancia está viva por sí misma,  sino que la vida depende de sistemas de moléculas individuales, de sus interacciones subcelulares y de la integración funcional entre ellas y con el entorno”. Estas redes extremadamente complejas y refinadas son un resultado de la evolución del sistema en su conjunto.

Para concluir, el científico destacó que principal contribución de Schröedinger fue la idea de un código, pero no de información genética, porque ello no formaba parte ni de su pensamiento ni de su vocabulario. “No hay vínculo alguno entre sus ideas y los experimentos y las teorías que llevaron a descifrar el código genético”, aseveró Lazcano, “y la popularidad del libro contribuyó a validar el significado de la discusión sobre la naturaleza de la vida. Es decir, fue y sigue siendo una espléndida provocación intelectual.”

 

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=PgbLyOYHEm4

 

¿Quieres recibir nuestro boletín semanal?

Da clic aquí