Síntesis informativa - Sociedad, política y orden constitucional - 7ª sesión

ECN | 8 septiembre 2017
Síntesis informativa - Sociedad, política y orden constitucional - 7ª sesión


ECN | 8 septiembre 2017

Ciclo de cine-debate |  El grito

  • El Grito presenta un momento crítico en la vida del país que todos recordamos fundamentalmente por la conmoción que sigue sacudiendo a la conciencia nacional: Diego Valadés
  • El Grito es un testimonio que ahora tiene un valor histórico igual al de las películas de la Revolución de Salvador Toscano: José Antonio Valdés Peña

En del marco del ciclo de cine-debate Sociedad, política y orden constitucional, El Colegio Nacional (ECN) proyectó la tarde de ayer el documental El Grito, del director Leobardo López Arretche. Coordinan el ciclo los miembros de ECN Héctor Fix-Zamudio y Diego Valadés, así como el director de la Cineteca Nacional, Alejandro Pelayo. En esta ocasión, el comentario sobre el documental estuvo a cargo del abogado y jurista Diego Valadés y de José Antonio Valdés Peña, subdirector de Información y Proyectos Especiales de la Cineteca Nacional.

El Grito es un documento sobre el movimiento estudiantil de 1968 en la Ciudad de México, desde el mes de julio hasta la marcha del 2 de octubre en Tlatelolco, que incluye imágenes de gran valor histórico.

“Este documental presenta un momento crítico en la vida del país que todos recordamos fundamentalmente por la conmoción que sigue sacudiendo a la conciencia nacional: el 2 de octubre de 1968”, precisó Diego Valadés.

El jurista contextualizó el panorama que había precedido al movimiento de 1968, denegando las teorías que lo consideraron un movimiento de inconformidad aislado. “De ninguna manera tuvo nada que ver con una conspiración coyuntural o con el hecho de que un grupo de personas hubiera alentado artificialmente un movimiento estudiantil”, sostuvo Valadés.

Antes de 1968 el país había hervido en una gran efervescencia de carácter político. En la década de los 50, las huelgas y movimientos de los sindicatos más importantes del país terminaron en represión y sus líderes encarcelados. Fue el caso de Othón Salazar en 1958 y de Demetrio Vallejo y Valentín Campa en 1959. Poco más tarde, en 1962, se produjo el homicidio del dirigente campesino Rubén Jaramillo, que fue asesinado junto con su familia, mujer e hijos, consumándose así uno de los crímenes políticos más atroces del siglo XX mexicano.

Valadés también explicó que el control sobre los medios de comunicación por parte del gobierno era férreo, “de ahí también la importancia de El Grito”, especificó el miembro de ECN, “porque los medios no consiguieron registrar todos los aspectos del movimiento del 68, aunque algunos sí tuvieron algunos registros fílmicos o gráficos”.

Los testimonios que dieron lugar a la elaboración de este documental fueron todos resultado del trabajo de estudiantes y profesores de la UNAM, en particular del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC).

El CUEC se creó en 1965 y fue la primera escuela de cine en la historia de México. Algunos de los alumnos de la primera generación fueron Jorge Fons, Leobardo López Arretche, Alfredo Joskowicz, Federico Weingartshofer, Paul Leduc, Rafael Castanedo, Marcela Fernández Violante, Francisco Bojórquez, Jorge de la Rosa y Arturo de la Rosa y José Rovirosa.

José Antonio Valdés relató como los estudiantes del CUEC tomaron dos cámaras de 16mm, las únicas que existían en la escuela, para registrar los eventos “de lo que iba pasando día con día a lo largo de los meses que duró el movimiento de 1968”. La gran mayoría de quienes participaron en el realización final del documental fueron apresados, recuperando su libertad entre 1968 y 1970.

Los estudiantes lograron registrar aproximadamente 8 o 9 horas de filmación más cientos de fotografías fijas, que fueron editados por Leobardo López Arretche y Ramón Aupart. El texto que acompaña la película es de la periodista italiana Oriana Fallaci.

El Grito es muy importante porque además es la primera producción universitaria”, puntualizó Valdés Peña, “el CUEC asumió la producción de la película. Es un testimonio que ahora tiene un valor histórico igual al de las películas de la Revolución de Salvador Toscano”.

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional: https://www.youtube.com/watch?v=OJdKtGTPZu0