Scroll to top
Inicio / Nuestros Integrantes / Miguel León-Portilla

 

Miguel León-Portilla nació el 22 de febrero de 1926 en la Ciudad de México. Cursó sus estudios de licenciatura en la ciudad de Los Ángeles, California, donde obtuvo el título de Master of Arts, con la mención summa cum laude, por parte de la Universidad de Loyola Marymount. En la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM se doctoró en Filosofía, bajo la guía de Ángel María Garibay. Su tesis titulada La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes apareció revisada en 1959 y ha sido traducida al ruso, al inglés, al francés, al alemán y al checo. Otros libros suyos son Los antiguos mexicanos, Visión de los vencidos (traducida a quince idiomas), Literaturas indígenas de México y Tonantzin Guadalupe. Pensamiento náhuatl y mensaje cristiano en el Nican Mopohua (2001), entre muchos otros.

Fue profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, director del Instituto de Investigaciones Históricas, miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM, así como investigador emérito del Instituto de Investigaciones Históricas. Impartió numerosas conferencias y fue consejero del Instituto de Civilizaciones Diferentes, de Bruselas, Bélgica, también de la Sociedad de Americanistas con sede en París, Francia.  Así mismo, formó parte de la American Anthropological Association, la Sociedad Mexicana de Antropología, la Academia de la Investigación Científica, la Academia Mexicana de la Historia (de la que fue director), la Academia Mexicana de la Lengua, la American Historical Association, la National Academy of Sciences y a otras instituciones culturales mexicanas y foráneas. Obtuvo el título de doctor honoris causa por varias universidades en México y el extranjero, entre éstas la Brown University en Providence, Rhode Island.

Algunas de sus distinciones fueron el Premio Elías Sourasky, en 1966; el Premio Nacional de Ciencias Sociales, Historia y Filosofía, en 1981; el Premio Universidad Nacional, en 1994; la Medalla Belisario Domínguez, en 1995, y el Premio Menéndez Pelayo, en el 2001. Fue asesor de la revista California History y coordinador de la Comisión Nacional del V Centenario 1492-1992.

El gobierno del estado le otorgó el Premio Chiapas (2005 por su contribución al patrimonio cultural y humanístico chiapaneco a través de su obra; la Universidad de La Habana, Cuba, le otorgó el doctorado honoris causa en Ciencias Históricas, y la Academia Cubana de la Lengua le otorgó el grado de Académico de la Lengua (2006); Latin American Studies Association, de la Universidad de Pittsburgh, le otorgó el Premio Colman Gilbert (2006); el Gobierno del Distrito Federal le otorgó el Reconocimiento Ciudad de México 2006; en 2007 la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) le otorgó el Reconocimiento al Mérito Universitario por cumplir 50 años de servicio en la institución;, la Universidad Bolivariana de Venezuela le otorgó el título de profesor honoris Causa. La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo le otorgó el grado de doctor honoris causa. También las universidades Autónoma Metropolitana y la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo le otorgaron el doctorado honoris causa. En 2010, las universidades Complutense de Madrid, de Alcalá de Henares, y la de Guadalajara (México) lo distinguieron con el doctorado honoris causa. Le fue otorgado el Premio Antonio García Cubas (2007), por obra o libro de arte facsimilar, por Introducción a la cosmografía y las cuatro navegaciones de Américo Vespucio de Martin Waldseemüller; el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) le otorgó el Premio Federico Sescosse por su destacada labor a favor de la conservación del patrimonio cultural mexicano; en 2008, el Centro Universitario del Norte, de la Universidad de Guadalajara, le otorgó el Premio Francisco Tenamaxtle; el Gobierno de la Ciudad de México le otorgó la Medalla 1808; la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias de la Cámara de Diputados le otorgó la Medalla al Mérito Cívico Eduardo Neri, Legisladores de 1913; la Universidad de Varsovia y la Embajada de la República de Polonia en México le otorgaron la Medalla de Reconocimiento por Trayectoria Académica; la Asamblea Legislativa del Distrito Federal le confirió la Medalla al Mérito en Artes 2008; en 2009, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) le entregaron el reconocimiento Caballero Águila; el Gobierno del Estado de México le otorgó el Reconocimiento Especial Bicentenario de la Independencia Nacional y Centenario de la Revolución Mexicana por su enaltecimiento del valor de Labor intelectual: Ciencia. En 2011, la Universidad Indígena de San Luis Potosí le otorgó un Reconocimiento Académico por su trayectoria profesional; la Academia Mexicana de la Lengua le otorgó un Reconocimiento por los 50 años de pertenecer a la misma, como miembro de número; la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) lo distinguió con el Premio Internacional Hugo Gutiérrez Vega a las Artes y Humanidades 2011. En 2012 fue nombrado miembro titular de la Academia Mexicana de Ciencias; el Gobierno del Distrito Federal le hizo entrega del Premio al Mérito Cultural de la Ciudad de México Carlos Monsiváis; la Universidad Anáhuac le hizo entrega de la Medalla Anáhuac en Humanidades 2012. En 2013, el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM le hizo entrega de la Medalla conmemorativa por sus 55 años de servicio académico; el periódico La Crónica de Hoy le otorgó el Premio Crónica, 2013, en Academia y Cultura; la Library of Congress (Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América) le otorgó el Living Legend Award; en 2015, en el marco de la Feria Internacional del Libro Universitario de la Universidad Veracruzana, le fue entregada la Medalla al Mérito Universitario.

Revela el pensamiento profundo de los antiguos mexicanos e inaugura un estilo muy personal de acercamiento a los textos, busca en la discursividad de la lengua la orientación del conocimiento prehispánico, analiza la poesía que, liberada de su lastre referencial, expresa con plenitud la singularidad del ser indígena, defiende la autonomía de los pueblos indígenas y recoge poemas en sus lenguas, tanto antiguos como modernos, en un afán de conservar su pureza y su naturalidad.

Miguel León-Portilla ingresó a El Colegio Nacional el 23 de marzo de 1971. Su conferencia inaugural, La historia y los historiadores en el México antiguo, fue contestada por Agustín Yáñez.

Falleció el 1 de octubre de 2019 en la Ciudad de México.

La historia y los historiadores en el México antiguo

El recuerdo de quienes dedicaron sus vidas al estudio del legado espiritual prehispánico, acompaña mi ingreso en El Colegio Nacional. Pienso en maestros como don Francisco del Paso y Troncoso, don Pablo González Cassanova sénior, don Manuel Gamio, don Ángel Ma. Garibay y don Alfonso Caso. Sin duda, al elegirme, los miembros de esta institución ilustre dejan nueva constancia de su reconocimiento a las investigaciones de hombres como los que he traído a la memoria. Igualmente reiteran así que, al lado de otras muy importantes disciplinas, tienen al estudio de nuestra historia antigua como de esencial interés para el presente y el futuro de la cultura nacional. De mí sólo diré que quiero ser continuador de lo que iniciaron los maestros. Con entusiasmo y entrega total he podido dedicarme a estas tareas gracias sobre todo a la Universidad Nacional, en donde fui estudiante y entre cuyos investigadores tengo el privilegio de contarme.

 


Consulta el discurso completo   DESCARGAR

X
X