preloader
Scroll to top

Síntesis informativa – Descubrimientos recientes en Teotihuacan: excavaciones en la Plaza de las Columnas

Síntesis informativa – Descubrimientos recientes en Teotihuacan: excavaciones en la Plaza de las Columnas

junio 13, 2019
Boletines Institución

Colnal | 12 junio 2019

 

 La arqueología hoy | Descubrimientos recientes en Teotihuacan: excavaciones en la Plaza de las Columnas Ciclo de conferencias

 

● Teotihuacan es un crisol donde se amalgaman las grandes investigaciones y proyectos de todos partes del mundo: Leonardo López Luján

● La Plaza de las Columnas, a pesar de ser la cuarta unidad más grande de la metrópoli, nunca había sido excavada: Saburo Sugiyama

● Posiblemente individuos de la familia real de Tikal o del Petén visitaron la Plaza de las Columnas, participaron en las fiestas, quizá trajeron algunos regalos, e incluso pudieron haber tomado residencia temporal o permanente: Nawa Sugiyama

 

 

“Teotihuacan siempre ha estado de moda”, prosiguió el colegiado mientras mostraba a los asistentes fotografías de personajes famosos —Borges, Bowie, entre otros— en las pirámides de la antigua cultura mesoamericana. Agregó que esa moda ha hecho que la zona arqueológica “sea víctima de su propio éxito” y exhortó al público a no abarrotarla en el equinoccio de primavera: “vayan en otras fechas, los estucos sufren mucho”.

Antes de presentar y ceder la palabra a los arqueólogos invitados, López Luján hizo énfasis en la vitalidad de los estudios sobre el complejo arqueológico: “Teotihuacan todos los días está en las noticias” y ejemplificó con la investigación de Sergio Gómez y Julie Gazzola, recientemente difundida, que descubrió un túnel debajo de la cámara de Quetzalcoatl. Asimismo, hizo un repaso bibliográfico en el que destacó revistas cuyos últimos números están dedicados a Teotihuacan y recomendó algunos libros como Ancient Teotihuacan, “la visión en conjunto más rica sobre Teotihuacan”, o los de sus colegas colegiados Teotihuacan, ciudad excepcional de mesoamérica, de Linda Rosa Manzanilla Naim, y Teotihuacan, de Eduardo Matos Moctezuma.

Conferencias

Para Saburo Sugiyama -científico japonés adscrito a la Universidad Estatal de Arizona y a la Universidad Prefectural de Aichi, quien el día de ayer presentó, en colaboración con su hija y colega Nawa Sugiyama, los avances en el Proyecto Plaza de las Columnas- la importancia de explorar esta plaza, que “a pesar de ser la cuarta unidad más grande de la metrópoli, nunca había sido excavada”, estriba en que echaría luz sobre “cuestiones fundamentales” como el inicio del urbanismo teotihuacano, las funciones y simbolismos de los recintos sagrados, la organización socio-política y las causas de abandono de la antigua ciudad.

Como resultados preliminares del proyecto, el investigador presentó el mapa LiDAR de la Plaza de las Columnas y agregó que esto les permitió confirmar “herencia cultural que continúa más de 1900 años”, pues los indicios que reflejan la orientación teotihuacana astronómica se ven continuados en la planificación del Templo Mayor.

Al hablar de las excavaciones, mostró cómo él y su equipo dividieron la Plaza de las Columnas en seis frentes para poder escoger específicamente los lugares más productivos pues “no terminaríamos con dos generaciones, se necesitarían diez o más”, bromeó en referencia a que su hija también participa en el proyecto. Destacó que gracias a las excavaciones se han descubierto fragmentos de murales mayas y también “restos de una gran pachanga”.

“Nuestro proyecto se caracteriza por la colaboración intensiva de profesionales de distintos campos”, subrayó el científico hacia el final de su presentación. Seguidamente, Leonardo López Luján comentó, que “nuestras tradiciones tienen largas raíces: los teotihuacanos rayaban las paredes y hacían pachangas”.

En la segunda parte de la conferencia, Nawa Sugiyama, profesora de la Universidad de California Riverside, profundizó en las relaciones entre Teotihuacan y las culturas mayas: “viajaremos a la Plaza de las Columnas, alrededor del siglo IV”, dijo a manera de exordio. Comenzó diciendo que las relaciones entre estas dos culturas son “algo semejante a las que hubo entre los griegos y los romanos: interactuaban de manera extensa, pero eran cultural y lingüísticamente diferentes”.

Nawa Sugiyama narró la llegada de un emisario teotihuacano a la ciudad maya de Tikal que está registrada en una estela de la ciudad, evento que se conoce como “La Entrada” según lo bautizó el mayista David Stuart. Agregó que la evidencia de este tipo de contactos Maya-Teotihuacan se encuentra en muchos sitios del Petén. En el caso de Teotihuacan, describió la ciudad como composición fuertemente cosmopolita “similar a la Ciudad de México hoy en día”, pues atraía migrantes por ser un centro económico, intelectual, ideológico y político.

“Evaluamos cuatro contextos como evidencia directa de las relaciones entre los teotihuacanos y los mayas. Primero, los esqueletos humanos desmembrados con atavíos mayas. Segundo, las mercancías autóctonas de cerámica como restos de un banquete lujoso. Tercero, los restos de murales de estilo maya, indicativo de un acto iconoclasta. Y, por último, una elaborada ofrenda que incluía a un mono araña sacrificado que también tenía que ser extranjero”, precisó la arqueóloga.

Agregó que la cerámica y la pintura son, sin duda, obra de artesanos mayas de muy alta calidad, lo cual indica su posible origen en el Petén. “Posiblemente individuos de la familia real de Tikal o del Petén en general visitaron la Plaza de las Columnas, participaron en las fiestas, quizá trajeron algunos regalos, e incluso pudieron haber tomado residencia temporal o permanente”, continuó.

Para ella, en un paisaje extremadamente dinámico como el mesoamericano, sería de esperarse ver muchos indicios de este tipo de relaciones, pero “lo sorprendente de Teotihuacan es la falta de este tipo de datos, lo que sugiere que a pesar de la naturaleza metropolitana de la ciudad, alguna norma o mecanismo cultural parece haber efectuado un patrón de uniformidad en la expresión artística: ¿por qué este patrón se rompió en Plaza de las Columnas, al menos por un periodo particular? Es una pregunta sumamente interesante”, concluyó.

La próxima sesión del ciclo La arqueología hoy se llevará a cabo el miércoles 28 de agosto de 2019 a las 18 h y contará con la participación de las doctoras Laura Filloy Nadal, María Olvido Moreno Guzmán y el director del Museo Nacional de Historia, Salvador Rueda Smithers, quienes hablarán del Chimalli de tiempos de Moctezuma que fue recuperado en 1866 por el emperador Maximiliano.

 

Puede consultar la actividad completa en el canal de YouTube de El Colegio Nacional:  https://www.youtube.com/watch?v=5wEwNE7bQ8w
 
¿Quieres recibir nuestro boletín semanal?  
Da clic aquí
 
 
 

Comunicados relacionados

X
X